Conversión Increíble de Hermana que Vende Su Cabello para Servir una Misión



Cuando Kellys Fandiño era una niña, su madre compró un libro usado en el mercado. Aunque no tenían idea de qué era el libro, su familia comenzó a leerlo.

En ese momento, no había presencia oficial de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en su pequeña ciudad de Ciénaga, Magdalena, Colombia. No se dieron cuenta entonces, pero el libro que la familia Fandiño estaba leyendo era el Libro de Mormón. No sabían el nombre del libro, pero sabían que eran escrituras. Les encantaba leerlo y buscar versos significativos.

En el año 2008, la familia asistía a una iglesia local. Kellys todavía era muy joven, pero a veces copiaba una escritura del libro desconocido y la llevaba a su grupo de estudio. A la juventud le gustaban los versículos que compartía. Le preguntaron dónde los conseguía, así que un día ella llevó el libro de la familia a su grupo de jóvenes para mostrarles su origen.


Cuando el pastor vio el Libro de Mormón, se lo quitó y lo quemó. La familia Fandiño se molestó mucho y dejó de asistir a la iglesia.

Cinco años después, dos misioneros estaban enseñando al vecino de Fandiños. Cuando ese vecino les pidió a los élderes que no volvieran, decidieron llamar a la puerta de los Fandiños. La madre de Kellys abrió la puerta y encontró a dos sonrientes misioneros. Ella les contó la historia del libro, y los misioneros le mostraron una copia del Libro de Mormón.

"Una vez más, el libro ha llegado a nuestro hogar", le dijo la hermana Fandiño a su familia. Todos fueron bautizados en unas pocas semanas.

Sacrificando para la obra misional


Aproximadamente tres años después de que la familia fue bautizada, la hermana menor de Kellys decidió que quería servir en una misión. Después de terminar la escuela, comenzó a limpiar casas para ganar dinero por todo lo que necesitaría.

Cuando fue a recoger el dinero que le debía, una de las mujeres para las que había trabajado se negó a pagarle. La hermana Fandiño todavía podía comprar la mayoría de las cosas que necesitaba, pero sin el resto del dinero que había ganado, no tenía suficiente para comprar una maleta.

Entonces, se dio cuenta de que tenía una cosa más que podría valer algo de dinero: su hermoso cabello largo que iba por debajo de su cintura.

"Realmente amaba su cabello, pero amaba más a nuestro Padre Celestial", dijo Kellys Fandiño. Su hermana se cortó el cabello, lo vendió y utilizó el dinero para comprar una maleta para llevarla a la Misión Iquitos, Perú.

Inspirada por el sacrificio de su hermana menor, Kellys Fandiño ahora sirve en la Misión Bolivia Cochabamba. Ella viste la ropa de la misión de su hermana y viaja con una maleta muy especial.

Fuente: lds


Conversión Increíble de Hermana que Vende Su Cabello para Servir una Misión  Conversión Increíble de Hermana que Vende Su Cabello para Servir una Misión Reviewed by camila meza on 21:32:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.