¿Habrá una Guerra Final en los Cielos después de la Segunda Venida?




El libro de Apocalipsis (Cap. 12) nos habla de la gran guerra en el cielo peleada en la existencia premortal:
7 Y hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles,
8 pero no prevalecieron, ni fue hallado más su lugar en el cielo.
9 Y fue lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, quien engaña a todo el mundo; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.
Exiliado del cielo, Satanás continúa librando su guerra por las almas de los hombres aquí en la tierra. Y en su causa, él ha reclutado aquí en la tierra "principados, ... poderes ... ... gobernantes de las tinieblas de este mundo, [y] maldad espiritual en los lugares altos" (Efesios 6:11). Esta guerra espiritual, esta guerra de ideología, continuará escalando hasta que se convierta en una guerra de aniquilación física y literal. Esta es la batalla de Armagedón, peleada en el valle por ese nombre (ver Diccionario Bíblico: Armagedón). En medio de este horrible asedio, el Señor aparecerá y salvará a su pueblo. Después de esto (y algunos otras señales de los tiempos), el Milenio será conducido y Satanás será atado 1000 años.
2 Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años;
3 y lo arrojó al abismo, y lo encerró y puso un sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años. Y después de esto, debe ser desatado por un poco de tiempo.. (Apocalipsis 20).
Durante estos mil años de paz, “debido a la rectitud del pueblo, Satanás no tiene poder; por tanto, no se le puede desatar por el espacio de muchos años; pues no tiene poder sobre el corazón del pueblo, porque el pueblo mora en rectitud, y el Santo de Israel reina” (1 Nefi 22:26). Al final de este período, el pueblo (recuerda que estos son mortales) se rebelará nuevamente contra Dios y Satanás correrá libre entre aquellos que preferirían servirlo.
"Y además, de cierto, de cierto os digo, que cuando hayan terminado los mil años y los hombres de nuevo empiecen a negar a su Dios, entonces perdonaré la tierra solamente por un corto tiempo" (D. y C. 29:22).
Esta rebelión por "una pequeña temporada" culminará en otra guerra, esta conocida como la batalla de Gog y Magog. Esta batalla tiene un parecido sorprendente con Armagedón, por lo que puede ser difícil determinar a qué batalla y a qué últimos días se refiere la profecía de guerra. En última instancia, el resultado de Gog y Magog es el mismo que Armaggedon. El Señor librará a los que permanecen fieles a Él, y Satanás será abatido.
"Y cuando los mil años se cumplan, Satanás será soltado de su prisión,
y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de congregarlos para la batalla; el número de ellos es como la arena del mar.
Y subieron sobre la anchura de la tierra y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los devoró.
Y el diablo que los engañaba fue lanzado al lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche para siempre jamás.” (Apocalipsis 20: 7-10).
Si te estás preguntando cómo un pueblo, sujeto a visitas celestiales y grandes dones del Espíritu, puede rebelarse contra Dios, puedes revisar el 3º y el 4º Nefi. La destrucción calculada de los seguidores de Cristo fue planeada, pero interrumpida solo por el advenimiento del Salvador. Luego, el Salvador limpió la tierra del impenitente, después de lo cual ministró a los sobrevivientes. Él estableció su iglesia y reino entre ellos y continuó visitándolos por generaciones. Entonces surgieron pequeñas divisiones aparentemente insignificantes. Éstas aumentaron a divisiones más grandes, y finalmente se convirtieron en una directa rebelión. De aquí en adelante, el Libro de Mormón es una historia de deterioro y guerra. El Milenio tendrá un final diferente. También tendrá la rebelión y la guerra, pero esta vez, en lugar de la completa destrucción de los justos, serán los malvados los que serán vencidos.

Entonces sí, habrá una gran guerra final después del Milenio, pero esta guerra se librará en la tierra (tenga en cuenta que la batalla de Gog y Magog cubre "la anchura de la tierra" y pone sitio a "la ciudad amada" "de los Santos"). Esta guerra es realmente una extensión de la guerra iniciada en el cielo. Expulsado, Satanás se ha llevado a sus ángeles caídos y se ha unido a ellos con los sistemas malvados de este mundo para librar la guerra contra los santos. A la inversa, a los santos de la tierra se les unirán los ángeles y los poderes del cielo (véase también D. y C. 88: 111-116). Con los ecos de esa primera guerra, Satanás será expulsado y los mansos heredarán una tierra libre de acusadores.

Fuente: C. Gorton
¿Habrá una Guerra Final en los Cielos después de la Segunda Venida? ¿Habrá una Guerra Final en los Cielos después de la Segunda Venida? Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 10:41:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.