Se Liberó el Emocionante Mensaje del Profeta en el Funeral de su Hija


El presidente Russell M. Nelson de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días con su esposa, la hermana Wendy Nelson, salen del Centro de Estaca Cottonwood Heights Utah Brighton cuando el ataúd se coloca en el coche, luego de que el presidente Nelson habló en los servicios funerarios por su hija, Wendy Nelson Maxfield, el sábado 19 de enero de 2019. Foto: Scott G Winterton, Deseret News


Cuando un padre se despide de un hijo, algo muere en el corazón de ese padre, dijo el presidente Russell M. Nelson hablando en el funeral de su "justa y alegre" hija, el pasado sábado.

"Pero cuando el amor brota con tanta generosidad de la familia, los amigos y los compañeros, el dolor se mitiga de la manera más maravillosa", dijo el líder de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Miles llenaron el centro de estaca Cottonwood Heights Brighton en Utah para rendir homenaje a Wendy Nelson Maxfield, de 67 años, quien falleció el viernes 11 de enero, de cáncer.

Esposa y madre, Wendy Maxfield fue recordada por el amor, el testimonio, la música, la energía y la risa que compartió. Ella y su esposo, Norman A. Maxfield, son padres de siete hijos y tienen 20 nietos. Es la segunda de nueve hijas y un hijo nacidos del presidente Nelson y la hermana Dantzel White Nelson.

President Russell M. Nelson of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints with his wife, Sister Wendy Nelson, stand with son in-law Norman A. Maxfield after funeral services at the the Cottonwood Heights Utah Brighton Stake Center for President Nelson's daughter, Wendy Nelson Maxfield, on Saturday, Jan. 19, 2019.
El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, con su esposa, la hermana Wendy Nelson, con su yerno Norman A. Maxfield después de los servicios funerarios en el Cottonwood Heights Utah Brighton Stake Center para la hija del presidente Nelson , Wendy Nelson Maxfield, el sábado 19 de enero de 2019. Foto: Scott G Winterton, Deseret News

El presidente Nelson fue acompañado al funeral por su esposa, la hermana Wendy W. Nelson; Tres generaciones de su numerosa familia; sus consejeros en la Primera Presidencia: el presidente Dallin H. Oaks y el presidente Henry B. Eyring; y numerosos miembros del Quórum de los Doce Apóstoles.

El presidente Nelson dijo a su posteridad: “Yo, con la mayoría de ustedes, he derramado muchas lágrimas. Me siento especialmente consolado por el mandamiento del Señor de que: "Viviréis juntos en amor, al grado de que lloraréis por los que mueran" (Doctrina y Convenios 42:45).

En su última conversación con su hija, el presidente Nelson le informó que "su papá está muy orgulloso de ella", dijo. "Ella siempre ha elegido hacer lo que es correcto".

Ella se casó con un marido maravilloso por el tiempo y toda la eternidad en un templo santo, dijo. “La fecha más importante en su vida no es su fecha de nacimiento ni su fecha de muerte. Su fecha más importante es el 27 de agosto de 1974. Esa es la fecha en que ella y Norman fueron sellados. Cada niño nació bajo el convenio eterno hecho en esa fecha memorable".

El presidente Nelson les dijo a sus nietos que honraran a su madre, que pasó toda su vida ministrando, enseñando, amando y sirviendo a los demás, a través de su propia justicia.

"Nuestras lágrimas de dolor se convertirán en lágrimas de anticipación a una perspectiva eterna", dijo.

Gracias a la Expiación de Jesucristo, el espíritu de Wendy Nelson Maxfield todavía vive como una entidad eterna, dijo. Con esa perspectiva eterna, los Santos de los Últimos Días pueden comprender mejor los propósitos de la vida y la muerte.

Al citar al presidente Joseph F. Smith, el presidente Nelson dijo: "Se debe enseñar a los niños a temprana edad que la muerte es realmente una necesidad y también una bendición, y que no seríamos y no podríamos estar satisfechos y ser sumamente felices sin eso".

"Nuestra preciosa Wendy tuvo que pasar por esa puerta que llamamos muerte para experimentar una plenitud de gozo".

El presidente Nelson dijo que su madre, la hermana Dantzel W. Nelson, que murió inesperadamente el 12 de febrero de 2005, y su hermana Emily Nelson Wittwer, quien murió el 29 de enero de 1995, le dieron la bienvenida a casa. Ella continuará creciendo, aprendiendo y progresando, dijo. "Solo piensen en lo que le espera por delante".

A sus hijos y nietos, el Presidente Nelson dijo: "Ella puede ministrarles en lo que yo llamo 'crianza de los hijos a través del velo'. Ella puede vernos más claramente a través del velo que nosotros. No podemos olvidarla. No dejamos de amarla. Estamos sellados a ella por lazos eternos. Ella nos ama ahora más que nunca. Su deseo por nuestro bienestar será aún mayor que el que sentimos por nosotros mismos. Así que querida familia, estad atentos".

La hermana Gloria Nelson Irion, matrona del Templo de Nauvoo, Illinois, recordó el "amor del Señor por su hermana y su deseo de servirle", que se extendía naturalmente al servicio a los demás, especialmente a su familia.

Los siete hijos de Maxfield (Marissa Jackson, Blake Maxfield, Matthew Maxfield, Brady Maxfield, Megan Hammond, Bryndy Bradshaw y Makenzie Taylor) hablaron de los muchos atributos de su madre. Ella pasó sus días sirviendo a otros; amando a su esposo, hijos y nietos; y creando un hogar "centrado en Cristo", decían.

"Creo que la felicidad de mi madre vino de su fe y creencia en el evangelio de Jesucristo", dijo Blake Maxfield.

Fuente: ChurchNews



Se Liberó el Emocionante Mensaje del Profeta en el Funeral de su Hija Se Liberó el Emocionante Mensaje del Profeta en el Funeral de su Hija Reviewed by camila meza on 21:31:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

1 comentario:

  1. que ejemplo nos deja nuestro amado profeta, cuando a pesar de la fe sentimos tanto dolor ante la partida de un ser querido. Él nos recuerda que la muerte es la puerta a un estado de gozo y felicidad hasta la resurrección.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.