¿Podríamos Morir Antes de Nuestro Tiempo Señalado?




por C. Gorton

Entendemos que nuestros días de vida son conocidos por el Señor y que nuestros tiempos de muerte también son conocidos por Él. ¿Podemos morir antes de nuestro tiempo señalado?

En DyC 122:9 dice:
Por tanto, persevera en tu camino, y el sacerdocio quedará contigo; porque los límites de ellos están señalados, y no los pueden traspasar. Tus días son conocidos y tus años no serán acortados; no temas, pues, lo que pueda hacer el hombre, porque Dios estará contigo para siempre jamás.
No se puede ver tan claro si esta escritura es una promesa personal dada a José Smith en un momento terriblemente difícil de su vida, o si es de aplicación general.

La doctrina más importante en el evangelio de Jesucristo es nuestro albedrío o "agencia moral". Nuestra agencia moral nos permite tomar decisiones de acuerdo con el conocimiento que tenemos. El momento de la muerte que nuestro Padre celestial conoce es más fluido que estático.

Si estoy viviendo de acuerdo con los mandamientos de Dios, el momento de mi muerte está establecido, y, sin embargo, de las Escrituras se desprende que un momento como la muerte puede incluso extenderse si ejercemos suficiente fe. En nuestra "Guía para el Estudios de las Escrituras" según lo dispuesto en Lds.org, tenemos la siguiente declaración con respecto al rey justo, Ezequías:
La vida de Ezequías se extendió quince años más por medio de la oración y la fe (2 Rey. 20:1–7).
Sin embargo, una de las tragedias de esto es que en ese período prolongado de tiempo, el rey Ezequías tuvo un hijo que terminó matando a Isaías, lo que luego lleva a la pregunta de qué le habría pasado a Isaías si el rey hubiera aceptado su muerte cuando fue designado.

Además, a la luz de nuestra agencia moral, el tiempo de nuestra muerte designada podría reducirse si tomamos decisiones que causen una muerte prematura. Por ejemplo, si decidiera saltar por un precipicio, incluso viviendo hasta el momento con rectitud, la hora de la muerte puede llegar mucho antes de lo que se haya asignado. Nuestro Padre en el cielo puede saber incluso que una persona terminaría con su vida entes, y que su decisión sería tal, pero estamos hablando bajo el supuesto de que nuestro verdadero tiempo designado para la muerte está de acuerdo con usar nuestra agencia "sabiamente". Para aclarar más, un ejemplo sería si me han enseñado que las drogas pueden matarme si tomo parte de ellas y, a pesar de este conocimiento, tomo parte de las drogas. Ahora he brindado una oportunidad en la que podría causarle a mi cuerpo una experiencia que me llevará antes del tiempo señalado en vez de en el tiempo si hubiera estado viviendo de acuerdo con los mandamientos dados por Dios.

Veamos una de las tentaciones de Satanás a Jesucristo en relación con su decisión, su elección y las Escrituras. Todos sabemos que nuestro Salvador tuvo un tiempo de muerte señalado: seguido de Su expiación, y con el conocimiento de esto aquí está la tentación de Satanás,
Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo y le dijo: Si eres el Hijo de Dios, échate abajo, porque escrito está:A sus ángeles mandará por ti,y te llevarán en sus manos,para que no tropieces con tu pie en piedra.Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. (Mt. 4:5-7)
Pienso que es prudente que no tentemos a Dios con nada, especialmente nuestro tiempo de muerte señalado al tomar una decisión que sabemos que puede terminar nuestra vida antes que el tiempo designado.

En mi opinión honesta, las personas que son sacadas de esta tierra, sin culpa propia alguna (es decir, accidentes) y que han estado viviendo con rectitud, han fallecido de acuerdo con la voluntad de Dios en su tiempo señalado. ¿Por qué? No lo sé, pero confío en que Dios sabe, y confío en su sabiduría.

Fuente: Clay Gorton

Material Complementario agregado por el Equipo de Enlace de Fe:

El Presidente Kimball enseñó:

Todos tenemos que morir; la muerte es una parte importante de la vida. Por supuesto, nunca estamos totalmente preparados para el cambio. Como no sabemos cuándo nos sobrevendrá, es natural que luchemos por retener la vida. Sin embargo, no debemos temer a la muerte. Aunque oramos por los enfermos, bendecimos a los afligidos, imploramos al Señor que sane y alivie el dolor y salve la vida y posponga la muerte, y es apropiado que así lo hagamos, no lo hacemos porque la eternidad sea algo temible…

Tal como dice en Eclesiastés (3:2), estoy seguro de que hay un tiempo para morir, pero también creo que muchas personas mueren antes de “su tiempo” porque son descuidadas, abusan de su cuerpo, corren riesgos innecesarios o se exponen a peligros, accidentes y enfermedades…


Dios gobierna nuestra vida, nos guía y nos bendice, pero nos da el albedrío. Por nuestra parte, podemos vivir de acuerdo con Su plan para nosotros o insensatamente acortar o terminar nuestra vida.


¿Podríamos Morir Antes de Nuestro Tiempo Señalado? ¿Podríamos Morir Antes de Nuestro Tiempo Señalado? Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 17:28:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.