¿Debo Pagar el Diezmo de mis Ingresos como Jubilado?




Esta pregunta ha surgido en base a la discusión común sobre pagar el diezmo durante tu vida como trabajador, del bruto (antes de impuestos) o del líquido (neto después de impuestos), cosa que a ese nivel de detalle no existe declaración oficial.

El diezmo es un mandamiento importante por muchas razones. Es un principio de obediencia. El dinero se usa para brindar apoyo a la Iglesia como tal, manteniendo los centros de reuniones, templos y publicaciones que se usan en los diferentes programas, entre muchos otros objetivos.

Las Escrituras nos dicen esto en Doctrina y Convenios 119:4.
Y después de esto, todos aquellos que hayan entregado este diezmo pagarán la décima parte de todo su interés anualmente; y esta les será por ley fija para siempre, para mi santo sacerdocio, dice el Señor.
Esto el lo único aceptado oficialmente y revelado por el Señor. Así que se trata de la décima parte anual. Bastante simple hasta ahora. Sin embargo, la definición real podría dejar algún espacio para la interpretación. Por ejemplo, "¿Eso significa, nuestro ingreso bruto, o es después de impuestos?" En la opinión del Presidente Clay Gorton, y de acuerdo con casi todos los obispos con los que él se relacionó, según cuenta, la respuesta real es que eso lo decide cada miembro. No respondemos al obispo por nuestros diezmos, sino al Señor. Le damos un informe al obispo en cuanto a si sentimos o no que somos un pagador de diezmo íntegro o no. Como tal, si sentimos que estamos pagando un diezmo justo, entonces podemos responder "sí" con una conciencia limpia, sólo si somos honrados.

Como resultado del pago de los diezmos durante los años de jubilación, se aplican las mismas condiciones. Supongamos que usted paga diezmos sobre sus ingresos brutos. Usted podría, posiblemente, considerar sus beneficios de retiro (jubilación) como un monto del cual ya pagó diezmos en el pasado, y por lo tanto no debería pagar más diezmos por ellos. Este es el enfoque racional que se podría tener. Sin embargo, creo que se pierde el espíritu o intención de la ley del diezmo. Enfoquemos esto desde un ángulo diferente.

Vamos a comparar brevemente con la Palabra de Sabiduría. Las formas en que podemos obedecer o desobedecer cada mandamiento no están detalladas en las escrituras mismas. En el caso de la Palabra de Sabiduría el mandamiento fue dado como 'un principio con promesa'. A mis oídos, la Palabra de Sabiduría, y por conexión, la Ley del Diezmo, fueron dadas con el fin de ayudarnos a andar en el camino de Dios. En otras palabras, la obediencia al principio tenía, y tiene, la intención de abrir nuestros ojos y ampliar nuestras mentes para que nuestra obediencia se convierta en un hábito y luego en un estilo de vida. Si bien ambas leyes son claras en su intención inmediata, a veces el propósito a largo plazo puede verse poco claro. Para la Palabra de Sabiduría, el propósito a largo plazo es mirar nuestra salud y mantener nuestros cuerpos. Al principio se nos dijo esto por sentido común; no muchas personas van a desear estar gravemente enfermas todo el tiempo. Sin embargo, la influencia a largo plazo se acerca a que estamos "pagando" al Señor con un sacrificio de cuidar nuestros cuerpos luego de que Él sufrió en el cuerpo por nosotros de forma infinita y eterna.

Por lo tanto, diezmar en el aquí y ahora, es obediencia para ayudar a la Iglesia en sus esfuerzos, de los cuales nos beneficiamos directamente como miembros también en el aquí y en el ahora. El mensaje a largo plazo es obtener un entendimiento de que todo lo que le demos al Señor, ya sea por mera obediencia o por amor y sacrificios voluntarios, lo hacemos confiando en que Él hará mejor uso de recursos que el que pudiéramos nosotros hacer y que lo que podemos dar siempre será mínimo en comparación con las promesas, las bendiciones y la gloria que esperan.

Por otro lado, los fondos que recibimos en una jubilación, mes a mes, contienen una parte de nuestros ingresos, los que aportamos durante una vida de trabajo, pero también están compuestos por una parte que corresponde a rentabilidad. Si quisiéramos pensar que ya hemos diezmado ese dinero, no es completamente cierto, pues nuestro sueldo de jubilados siempre va a tener una porción que no sabemos en qué porcentaje, correspondiente a lo que la empresa que administraba nuestro dinero, rentó al hacer negocios. Y eso sería muy difícil calcular. 

Pero en última instancia, en vista de que el Señor no ha revelado este asunto en detalle, ya sea que esté diezmando sus beneficios de jubilación o no, nuevamente, eso es un asunto entre usted y el Señor mediante la oración.

Fuente: Adaptado de un artículo de C. Gorton.
¿Debo Pagar el Diezmo de mis Ingresos como Jubilado? ¿Debo Pagar el Diezmo de mis Ingresos como Jubilado? Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 10:54:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

5 comentarios:

  1. Hno Toledo, leí un par de comentarios y me entro la duda... los hermanos que pagaron el diezmo cuando trabajaban... deben pagarlo cuando jubilan?

    ResponderEliminar
  2. Sí, en el artículo queda claro que es un asunto entre el Señor y usted. El fin de la ley del diezmo es también lograr un hábito de obediencia y recibir bendiciones en el ahora. Es por eso que si dejamos de pagar, nada de esto se cumple. No hay regla fija para esto, pero yo personalmente aconsejo pagar diezmos del neto, y luego de la jubilación. Uno puede ser más específico apartando los ítems del sueldo, y si me beneficio o no de ellos, pero eso es un tema personal. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. http://cumorah.org/2013/05/diezmo-pagar-del-bruto-o-del-liquido/

    El articulo lleva una opinion personal respetable a una posicion de iglesia y eso no es correcto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, el artículo que expone usted también. En este artículo se expone lo mismo. Primero lo oficialmente revelado, y luego las recomendaciones que son meras opiniones basadas en interpretación que en un sentido más lógico podrían ser más correctas. A fin de cuentas cuando el Señor no ha revelado nada a ese nivel de detalle, el asunto es entre uno y Él. Al menos eso es lo que nos enseñó Élder Holland en una noche de hogar cuando estuvo en el Sur. Le copio aquí de nuevo, la parte en que se aclara lo oficial de la opinión:

      "Esta pregunta ha surgido en base a la discusión común sobre pagar el diezmo durante tu vida como trabajador, del bruto (antes de impuestos) o del líquido (neto después de impuestos), cosa que a ese nivel de detalle no existe declaración oficial.

      El diezmo es un mandamiento importante por muchas razones. Es un principio de obediencia. El dinero se usa para brindar apoyo a la Iglesia como tal, manteniendo los centros de reuniones, templos y publicaciones que se usan en los diferentes programas, entre muchos otros objetivos.

      Las Escrituras nos dicen esto en Doctrina y Convenios 119:4.
      Y después de esto, todos aquellos que hayan entregado este diezmo pagarán la décima parte de todo su interés anualmente; y esta les será por ley fija para siempre, para mi santo sacerdocio, dice el Señor.
      Esto el lo único aceptado oficialmente y revelado por el Señor. Así que se trata de la décima parte anual. Bastante simple hasta ahora. Sin embargo, la definición real podría dejar algún espacio para la interpretación...(aquí siguen las opiniones)".

      Saludos y gracias por comentar.

      Eliminar
  4. Ok. Gracias por responder, no es mi caso pero tenía dudas. Saludos

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.