El Ejemplo del Presidente Nelson sobre Cómo Dar Discursos Sacramentales


Por Greg Trimble

Los discursos en reuniones sacramentales, a lo largo de los años, se han convertido en una fuente de frustración para mí y para muchos otros con los que he hablado al pasar el tiempo. No es un misterio que los discursos a menudo se desvíen del rumbo, no se centren en el Salvador y causen que los misioneros de todo el mundo se incomoden al presenciarlos.

Pero ayer, tuve la bendición de que las estrellas se alinearan y que el presidente Nelson visitara nuestro barrio para hablar.

Cuando el profeta comenzó a hablar, honestamente no sabía qué esperar. Estoy acostumbrado a los discursos del profeta en la Conferencia General. No de escucharlo en reuniones sacramentales. Podría haberse levantado y haber dado algunas sutilezas, cerrar con una bendición, y todos hubieran estado contentos con eso.

Cómo dar un discurso sacramental - Ejemplo del presidente Nelson

Pero cuando el presidente Nelson se levantó, nos dio una idea de cómo se debería dar un mensaje en la reunión sacramental. No perdió la oportunidad de enseñar, elevar y acercar a las personas al Salvador. Así es como lo hizo:

Él brindó una gran sonrisa

Lo primero que hizo cuando se puso de pie fue sonreír. Les dio a todos una gran sonrisa, y se podría decir que incluso a los 94 años de edad y con un horario apretado, estaba tan feliz de estar allí con la oportunidad de bendecir a otros.

Independientemente de los dolores, las molestias, las preocupaciones o los problemas que tuvo, nos hizo, a la congregación, su enfoque principal y bloqueó todo lo demás. Éramos nosotros y él... e iba a invitar al Salvador a morar en medio de nosotros.

Comenzó con gratitud

Lo siguiente que hizo el presidente Nelson fue mostrar agradecimiento a todos con quienes estaba. Comenzó con gratitud, y terminó con gratitud. Dio las gracias a los miembros por su generosidad para ayudar a las víctimas de los huracanes en la costa este y tuvo algunos números específicos que lo respaldaron. Nos ayudó a ver en detalle, hasta el último camión de suministros, lo que hacían nuestras contribuciones como estaca para ayudar a los necesitados en las Carolinas.

Usó Historias Personales, se apegó a las Escrituras y combinó ambas

A continuación, se movió directamente hacia las escrituras. Él se zambulló en Isaías. Isaías 29 para ser exactos y luego tejió y condujo las Escrituras a las que hacía referencia, a una historia personal para ilustrar su punto. Combinó la narración de historias de los relatos verdaderos con la doctrina verdadera para hacer una combinación perfecta de iluminación espiritual. Todo esto se calculó para generar confianza en el Libro de Mormón y para acercarnos más a Cristo.

Mientras trabajaba a través de "la carne" de su mensaje, a saber, que el Libro de Mormón era verdadero y que se había realizado una obra maravillosa y un prodigio y que todavía se está llevando a cabo, lo respaldó con investigaciones académicas y un ferviente testimonio personal. Apeló a la mente y al corazón, sabiendo que la unión de los dos aspectos proporcionaba los resultados espirituales más sólidos.

Dio un testimonio genuino

Cuando dio testimonio de estas cosas, no lo hizo de manera torpe o de una manera que pareciera artificial o demasiada enfática. Fue genuino y humilde.

Luego dejó una bendición a cada uno de nosotros... (lo cual no recomiendo hacer a menos que usted sea un apóstol o poseedor de una llave con instrucciones específicas para hacerlo).

Cuidadoso con el tiempo y cortés con los demás

Por último, y tal vez lo más impresionante, fue el hecho de que siempre fue muy consciente del tiempo. No hace falta decir que él es el profeta, y nadie hubiera tenido un problema si se hubiera pasado en el tiempo. Pero allí estaba él, mirando el reloj, sin intentar aprovecharse de su posición, siendo cortés y atento con los que habían preparado las lecciones que seguían. Terminó 3 minutos antes de que termine la Reunión Sacramental para dar tiempo al himno final y la oración.

Fue considerado, preciso, conciso y preparado.

Ese es nuestro profeta, y para mí fue un esquema que debería implementar y seguir para cualquier mensaje sacramental que pueda dar en el futuro.

Escrito por Greg Trimble

El Ejemplo del Presidente Nelson sobre Cómo Dar Discursos Sacramentales El Ejemplo del Presidente Nelson sobre Cómo Dar Discursos Sacramentales Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 14:22:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.