Presidente Nelson explica Ayuda Humanitaria de la Iglesia por Más de US$2 Billones



En sus viajes y muchas interacciones con presidentes, primeros ministros y embajadores, el presidente Russell M. Nelson dijo que ha escuchado un mensaje consistente.

Estos líderes quieren agradecer a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días por su generosa ayuda humanitaria y la fortaleza de sus miembros como ciudadanos leales y contribuyentes en sus respectivos países. Otros líderes mundiales han visitado la Primera Presidencia pidiendo que se establezca la iglesia en sus países.

"¿Por qué? Porque saben que los Santos de los Últimos Días ayudarán a construir familias y comunidades sólidas, mejorando la vida de los demás donde sea que vivan”, dijo el presidente Nelson. “Independientemente de a qué lugar llamemos hogar, los miembros de la iglesia sienten pasión por la paternidad de Dios y la hermandad del hombre. Por lo tanto, nuestro mayor gozo llega cuando ayudamos a nuestros hermanos y hermanas, sin importar dónde vivamos en este maravilloso mundo”.

El presidente Nelson elogió a los miembros de la iglesia por su servicio mundial y su reputación de gente amigable al ayudar a sus semejantes al final de la sesión del domingo por la mañana de la 189ª Conferencia General Semestral. Luego detalló algunos de los trabajos que ocurren en todo el mundo.

El alcance humanitario de la iglesia comenzó en 1984 cuando un ayuno en toda la iglesia recaudó $ 6.4 millones para las personas que sufren una sequía en Etiopía. Desde entonces, la organización LDS Charities ha contribuido con más de $ 2 mil millones en ayuda humanitaria. La motivación para ayudar a otros proviene del segundo mandamiento del Salvador de amar a su prójimo, y los recursos provienen de miembros que ayunan y contribuyen con ofrendas de ayuno, dijo el presidente Nelson.

"Esta asistencia se ofrece a los destinatarios independientemente de su afiliación a la iglesia, nacionalidad, raza, orientación sexual, género o persuasión política", dijo.

Entre la asistencia ofrecida:

- Combatiendo el hambre: para ayudar a combatir el hambre entre los Santos de los Últimos Días, la iglesia opera 124 almacenes de obispos en todo el mundo que procesan aproximadamente 400,000 pedidos de alimentos cada año para los necesitados. En lugares donde no existe un almacén, los obispos y los presidentes de rama recurren a los fondos de la iglesia de ofrendas de ayuno para proporcionar alimentos y suministros a sus miembros necesitados.

Para aquellos que no son de la fe de los Santos de los Últimos Días, la iglesia dona activamente millones para alimentos, ropa, refugio temporal, sillas de ruedas, medicamentos, agua limpia y más, dijo el presidente Nelson.

- Agua potable: se ha realizado un esfuerzo especial para ayudar a las comunidades sin agua limpia en más de 75 países. El presidente Nelson compartió un punto destacado de un proyecto en la República Democrática del Congo donde misioneros humanitarios ayudaron a una ciudad con más de 100,000 personas a cavar una zanja de un metro de profundidad a un manantial de montaña a 18 millas de distancia. Tomó tres años de trabajo agotador, pero la misión se cumplió.

"Al trabajar juntos, el día alegre finalmente llegó cuando el agua fresca y limpia estaba disponible para todos en esa aldea", dijo el presidente Nelson.

- Refugiados: la iglesia ha ayudado a los refugiados a encontrar alivio de las luchas civiles, los estragos de la naturaleza y la persecución religiosa. En 2018, la iglesia proporcionó suministros de emergencia a refugiados en 56 países. Muchos miembros de la iglesia se han ofrecido para ayudar a los refugiados a encontrar nuevos hogares en nuevas comunidades.

- Vestir a los pobres: los obispos distribuyen millones de libras de ropa recolectadas a través de las Industrias Deseret a los miembros de sus congregaciones locales y otras organizaciones caritativas en todo el mundo.

- Cuidado de la vista: el año pasado, la iglesia facilitó el cuidado de la vista para más de 300,000 personas en 35 países, el cuidado del recién nacido para miles de madres y bebés en 39 países, y sillas de ruedas para más de 50,000 personas que viven en docenas de países.

- Ayuda en caso de desastres: la iglesia, con sus miembros con chalecos amarillos, ha sido reconocida por ser una de las primeras en reaccionar ante los desastres naturales, entregar suministros de ayuda y ofrecer asistencia voluntaria. En 2018, la iglesia llevó a cabo más de 100 proyectos de alivio de desastres en todo el mundo para aminorar el sufrimiento de las víctimas de huracanes, incendios, inundaciones, terremotos y otras calamidades.
"Este tipo de servicio, prestado por muchos de ustedes, es la esencia misma de ministrar", dijo el presidente Nelson.

El presidente Nelson concluyó diciendo que estas actividades representan solo una pequeña parte de los esfuerzos humanitarios y de bienestar de la iglesia. El gozo es la recompensa, dijo.

"Brindar ayuda a los demás, hacer un esfuerzo concienzudo para preocuparnos por los demás tanto o más de lo que nos preocupamos por nosotros mismos, es nuestro gozo", dijo el presidente Nelson. “Especialmente, podría agregar, cuando no es conveniente y cuando nos saca de nuestra zona de confort. Vivir ese segundo gran mandamiento es la clave para convertirse en un verdadero discípulo de Jesucristo ", dijo, refiriéndose a "ama a tu prójimo como a ti mismo".



Fuente: DeseretNews

Presidente Nelson explica Ayuda Humanitaria de la Iglesia por Más de US$2 Billones Presidente Nelson explica Ayuda Humanitaria de la Iglesia por Más de US$2 Billones Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 11:03:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.