La Primera Presidencia hace una Declaración sobre las Finanzas de la Iglesia



La Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días emitió la siguiente declaración el martes 17 de diciembre:
Nos tomamos en serio la responsabilidad de cuidar los diezmos y las donaciones recibidas de los miembros. La gran mayoría de estos fondos se utilizan inmediatamente para satisfacer las necesidades de la Iglesia en crecimiento, incluidos más centros de reuniones, templos, educación, trabajo humanitario y esfuerzos misionales en todo el mundo. Durante muchos años, una parte se protege metódicamente a través de una gestión financiera inteligente y la construcción de una reserva prudente para el futuro. Este es un sólido principio doctrinal y financiero enseñado por el Salvador en la parábola de los talentos y vivido por la Iglesia y sus miembros. Todos los fondos de la Iglesia existen para ninguna otra razón que no sea para apoyar la misión divinamente designada de la Iglesia.
Los reclamos que están circulando actualmente se basan en una perspectiva limitada e información limitada. La Iglesia cumple con todas las leyes aplicables que rigen nuestras donaciones, inversiones, impuestos y reservas. Continuamos agradeciendo la oportunidad de trabajar con los funcionarios para abordar las preguntas que puedan tener. 
Esta declaración la Primera Presidencia la da en el contexto de varias críticas que se han hecho a la Iglesia. Una de ellas por un ex-empleado del área financiera de la Iglesia, David A. Nielsen, que ha presentado una querella al IRS, alegando que la Iglesia debería pagar impuestos tal como cualquier institución, y no ampararse en la realización de ayudas humanitarias.

Mientras tanto, el hermano gemelo de Nielsen ha publicado en videos de YouTube y un enlace a documentos que dijo que Nielsen le quitó a su antiguo empleador para respaldar sus reclamos. Lars Nielsen habló con The Washington Post, que fue el primero en publicar una historia sobre la queja del IRS el lunes por la noche.

Nielsen alega en la queja que Ensign Peak Advisors, el brazo de inversión de la iglesia, tiene participaciones de entre $ 99 mil millones y $ 101 mil millones. Afirma que Ensign Peak no cumple con las regulaciones del IRS para usar un porcentaje de sus fondos anualmente con fines religiosos, educativos o caritativos.

La iglesia no ofreció ningún comentario específico sobre la queja o Nielsen antes de la historia del Post. En cambio, dirigió al Post y otros medios a comentarios pasados ​​de los líderes de la iglesia sobre las finanzas de la iglesia. Los líderes han dicho anteriormente que la fe proporciona $ 40 millones al año para abordar las hambrunas, responder a los desastres naturales, ayudar a los refugiados, brindar atención médica y capacitación y más a través de su brazo humanitario, LDS Charities.

LDS Charities informó en febrero que la cifra es aún mayor. Su informe anual de 2018 dice que la organización ha aportado más de $ 2.2 mil millones, o un promedio de $ 64.7 millones al año, en 197 países desde su creación en 1985.

"LDS Charities han proporcionado más de $ 2 mil millones en ayuda para los necesitados en todo el mundo", dijo el presidente Russell M. Nelson hace dos meses en la conferencia general semestral de la iglesia. "Esta asistencia se ofrece a los destinatarios independientemente de su afiliación a la iglesia, nacionalidad, raza, orientación sexual, género o persuasión política".

La iglesia también opera otras organizaciones caritativas. Por ejemplo, los obispos locales y los presidentes de rama, líderes de las 30.500 congregaciones individuales de la fe en todo el mundo, ayudan a los miembros con alimentos, vivienda y otras necesidades de bienestar a diario.


Los grupos sin fines de lucro, incluidas las organizaciones religiosas, están exentos de pagar impuestos sobre la renta en los Estados Unidos. Ensign Peak Advisors es una organización auxiliar y de apoyo integrada de la iglesia y está exenta de impuestos.

David Nielsen no habló con The Washington Post y no ha hecho comentarios públicos. En su carta, le pidió al IRS que elimine el estado exento de impuestos de Ensign Peak y lo obligue a pagar miles de millones en impuestos atrasados.

Su gemelo, Lars, un consultor de atención médica con sede en Minnesota, publicó videos esta semana en los que acusó a los líderes de la iglesia de hacer declaraciones fraudulentas, se burló de BYU, su alma mater, por robar un centavo y se burló de las razones religiosas citadas por Ensign Peak y los líderes de la iglesia por tener un gran fondo de reserva.

Los Nielsens afirmaron que Ensign Peak realizó dos pagos del fondo que violan las normas fiscales federales.


Afirmaron que en 2009 Ensign Peak rescató a Beneficial Financial Group, una compañía de seguros de vida, propiedad de la corporación con fines de lucro de la iglesia, Deseret Management Corp., que también es propietaria de Deseret News. Alegaron que Ensign Peak entregó $ 600 millones a Beneficial en 2009.

Beneficial hizo una declaración completa al Departamento de Seguros de Utah de que Deseret Management Corp., su propietario, proporcionó $ 594 millones a Beneficial durante la crisis financiera de 2008 para fortalecer su balance. Esas presentaciones públicas están archivadas en el Departamento de Seguros de Utah y el pago se informó en dos artículos publicados por Deseret News en ese momento.

Desde 2009, Beneficial ha pagado dividendos de casi medio billón de dólares a Deseret Management Corp., según documentos públicos del Departamento de Seguros de Utah.

El segundo pago impugnado por los Nielsens se realizó como parte del desarrollo City Creek de la iglesia en la capital de Utah. Los Nielsens alegaron que Ensign Peak Advisors envió indebidamente $ 1.4 mil millones de 2010 a 2014 a la entidad de la iglesia que financia City Creek, Property Reserve Inc. La iglesia invirtió en los elementos de vivienda y estacionamiento de City Creek. Taubman Centers, Inc., un desarrollador de centros comerciales reconocido a nivel nacional, posee y opera el centro comercial.

Los Nielsens también argumentaron que la iglesia debería eximir a los miembros de la iglesia de pagar el diezmo o darles un reembolso porque supuestamente la iglesia podría cubrir sus operaciones con los ingresos de inversión de sus reservas.

Si bien el diezmo es una fuente de ingresos para la iglesia, se considera dentro de la fe mucho más que un principio financiero. El diezmo es un principio bíblico practicado en muchas religiones con componentes que van más allá de las operaciones de la iglesia. Abraham y Jacob pagaron el 10% de su aumento a Dios, y Jesucristo también enseñó el principio. Los musulmanes y los cristianos, incluidos los Santos de los Últimos Días, creen que el diezmo es inherentemente importante porque santifica al individuo.

La iglesia enseña a sus miembros a ser autosuficientes y a construir una reserva personal o familiar. Sus líderes dicen que la iglesia sigue los mismos principios.

El obispo presidente Gérald Caussé se refirió a esos principios el año pasado en una charla pública y publicó más tarde en un libro: “La iglesia aplica este mismo principio en sus propios ahorros e inversiones. Además de alimentos y suministros de emergencia, la iglesia también reserva fondos cada año para necesidades futuras. Estos fondos se agregan a las reservas de la iglesia, que incluyen acciones y bonos, negocios sujetos a impuestos, intereses agrícolas y propiedades comerciales y residenciales. Se puede acceder a las inversiones en tiempos difíciles o para satisfacer las necesidades emergentes de una creciente fe global en su misión de predicar el evangelio a todas las naciones y prepararse para la segunda venida de Jesucristo".


En 2018, la iglesia publicó estas preguntas y respuestas sobre las finanzas de la iglesia.

Fuente: Church News y Deseret News

La Primera Presidencia hace una Declaración sobre las Finanzas de la Iglesia La Primera Presidencia hace una Declaración sobre las Finanzas de la Iglesia Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 18:22:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

2 comentarios:

  1. La Iglesia debería ampliar su presencia educativa en América Latina construir al menos una sede de BYU para hacernos mas autosuficientes.

    ResponderEliminar
  2. La iglesia deberia ampliar su misión aducativa para América Latina junto a la obra misión al, debería abrir una sede de BYU para toda la juventud latinoamericana y su autosuficiencia.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.