¿Por qué varias veces Dios habló a los Nefitas y ellos Sólo Oían el Sonido pero no el Mensaje?

Por Clay Gorton

¿Por qué los nefitas en 3 Nefi 9 y 10 oyeron la voz de Dios, pero luego en 3 Nefi 11 no la oyeron sino hasta la tercera vez? Además, en Mosíah 27, Alma y los hijos de Mosíah escuchan la voz de un ángel que les habló con una voz como de trueno, pero tampoco la entendieron la primera vez. El ángel les dijo en Mosíah 27:15 que les habló con una voz que sacudió la tierra. ¿Por qué la gente a veces solo escuchaba sin entender la voz de Dios?

3 Nefi 9 se da en el momento de la crucifixión. Se tenían señales muy obvias que todos podían ver. Tales señales llamaron la atención de la gente. La ira del Padre se desató y se demostró ante el mundo que, sin el Señor no habría luz. Durante este tiempo cuando la gente sabía que algo estaba pasando, cuando llegó la voz del cielo, ya estaban mirando al cielo.

3 Nefi 11 fue quizás un año más tarde. Ya era tiempo suficiente para que la recuperación estuviera en marcha. La gente se había acostumbrado a la actividad normal otra vez. Pero todavía era bastante pronto para que recordaran las señales que se habían dado. Sin embargo, aún estaban involucrados en sus actividades cotidianas que a menudo sirven como una distracción para nuestras impresiones y nuestros sentidos espirituales.

Fue en medio de esta distracción que necesitaron tener múltiples "golpes en el hombro" en lugar de una sola "trompeta en el oído" para llamar su atención.

¿Por qué un "toque" frente a una "trompeta"? Esa es una buena pregunta. Tiene que ver con cómo el Espíritu tiende a hablarnos.

Si tenemos el Espíritu con nosotros de manera regular, tendemos a no saber cómo es no tenerlo. Pero cuando se va abruptamente, definitivamente nos damos cuenta... Tal era la condición de los fieles nefitas que quedaron vivos después de la muerte del Salvador. Tenían luz. Entonces, de repente, la Luz del Mundo fue quitada. Y ellos lo sabían. Lo ansiaban. Cuando llegó una voz del cielo, la estaban buscando y esperando cualquier cosa que el Señor pudiera hacer para ayudarlos y guiarlos. Y cuando oyeron la voz, supieron que era la señal que se había predicho de la muerte del Salvador.

Pero si tendemos a que el Espíritu nos guíe, entonces otro empujón aquí o allá no es muy diferente de la mayoría de los sentimientos que tenemos de las "buenas decisiones". Algunos son más fuertes que otros. Pero es demasiado fácil simplemente ignorar la Voz quieta y pequeña cuando estamos distraídos por la vida cotidiana. Cuando estuvieron listos para dejar sus preocupaciones terrenales el tiempo suficiente para escucharlo, lo escucharon y lo entendieron.

Y nuevamente por tercera vez oyeron la voz, y aguzaron el oído para escucharla; y tenían la vista fija en dirección del sonido; y miraban atentamente hacia el cielo, de donde venía el sonido. 3 Ne 11: 5

Quiero agregar una nota más sobre este fenómeno que tenemos en nuestras propias vidas. Comienza, justo antes de que la voz viniera del cielo.

1 Y aconteció que se hallaba reunida una gran multitud del pueblo de Nefi en los alrededores del templo que se encontraba en la tierra de Abundancia, y estaban maravillándose y asombrándose entre sí, y mostrándose los unos a los otros el grande y maravilloso cambio que se había verificado.

2 Y también estaban conversando acerca de este Jesucristo, de quien se había dado la señal tocante a su muerte.

3 Y aconteció que mientras así conversaban, unos con otros, oyeron una voz como si viniera del cielo; y miraron alrededor, porque no entendieron la voz que oyeron; y no era una voz áspera ni una voz fuerte; no obstante, y a pesar de ser una voz suave, penetró hasta lo más profundo de los que la oyeron, de tal modo que no hubo parte de su cuerpo que no hiciera estremecer; sí, les penetró hasta el alma misma, e hizo arder sus corazones. 3 Ne 11:1-3

Antes de esto, estaban conversando uno con el otro. Si bien se alienta que conversamos unos con otros sobre las cosas del Señor, me parece que estas personas estaban haciendo lo que veo con demasiada frecuencia. Estaban buscando respuestas entre ellos mismos en lugar de acudir al Señor.

¿Se han dado cuenta que el nuevo manual Ven, Sígueme hace más preguntas que las respuestas que da? Es porque el camino del Señor es que escuchemos al Espíritu tanto como sea posible.

Conozco a cierto padre que ha criado a algunos niños muy inteligentes que están muy versados ​​en las Escrituras, la doctrina del Evangelio y la historia de la Iglesia. Pero cada vez que tiene algunas ideas que desea compartir con sus hijos, no puede pasar la introducción antes de que los niños tomen la conversación en una dirección completamente diferente porque "ya saben todas las respuestas". Y se pierden por completo el siguiente nivel de información que podrían haber recibido si simplemente escucharan.

¿Estamos listos para decir lo siguiente?

No importa cuánto creamos saber, siempre estamos listos para recibir más.

Fuente: Clay Gorton
¿Por qué varias veces Dios habló a los Nefitas y ellos Sólo Oían el Sonido pero no el Mensaje? ¿Por qué varias veces Dios habló a los Nefitas y ellos Sólo Oían el Sonido pero no el Mensaje? Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 18:13:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.