12 Consejos Prácticos sobre el Cuidado y Uso del Gárment




Cuando era una niña pequeña, le pregunté a mi mamá sobre su investidura y garments. Ella me dijo que estaba agradecida de poder usarlos. Ella me dijo que representaban los convenios sagrados que había hecho en la Casa del Señor.

Esta conversación ha tenido un significado especial para mí. Formó mi actitud sobre las investiduras del templo SUD, comenzando desde una temprana edad más de una década antes de que eventualmente recibiera mi investidura en el Templo de Salt Lake.

Si bien a la ropa interior de color blanco se le conoce comúnmente como "garments", también muchos le llaman investidura de templo, aunque esto no es preciso. Hay muchos otros apodos, incluso muchos que son irrespetuosos a lo que es sagrado para los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.


Crecí sabiendo cómo lucían estas prendas. Aunque mis padres eran modestos y llevaban sus garments de manera apropiada, de vez en cuando veía a mi madre vestirse y yo ayudaba con el lavado de ropa del hogar. No pensé que la ropa interior de mis padres fuera extraña. No crecí en un barrio predominantemente SUD. La mayoría de mis amigos no eran de la Iglesia, pero nunca pensé en la ropa interior de sus padres. Cuando me hice un poco mayor, sin duda reconocí la diferencia, de ahí la pregunta a mi madre, pero sabía que mi familia creía en muchas cosas diferentes a las familias de mis amigos. Los garments eran solo una de esas muchas cosas que eran diferentes en mi familia: diferentes, sí; diferente, pero no extraño.

Sabía que quería asistir algún día al templo y recibir mis investiduras. A medida que fui creciendo, mi convicción de hacer esto se fortaleció. Sabía que hacerlo significaría que también usaría mis garments. Nunca pensé en esto como un sacrificio. Sentí, como mi madre me había compartido, que también estaría agradecida de poder usarlos.

Estoy agradecida de poder usarlos. Aprecio el significado sagrado de las vestimentas del templo. Sé que muchos no valoran esto como yo. Sé que muchos pueden pensar que estoy equivocada en mis creencias. Realmente no me importa. Creo que se están perdiendo algo importante, pero es completamente su elección hacerlo.

Tuve una madre que configuró mi actitud, y por lo tanto también mi experiencia, de las vestimentas del templo. También pude hacerle preguntas. En una Iglesia de conversos en su mayoría (y también muchos sin miembros de la familia investidos), quienes reciban sus investiduras pueden no tener a alguien que pueda ofrecer algunos consejos prácticos para usar garments. Cuando recibí mis investiduras, estaba en un barrio de jóvenes adultos solteros. No me hubiera sentido cómoda preguntándole a mi Obispo (que fue muy útil para ayudarme a prepararme para la investidura) o a la presidenta de la Sociedad de Socorro sobre el hecho de usar garments.

Aparte de la cuestión de que la ropa interior es un tema íntimo privado de todos modos (Hay solo un par de personas en mi vida con las que he hablado sobre el uso de un sostén), creo que es difícil abordar el tema del uso de garments. Sabemos que las investiduras son sagradas y que los miembros investidos hacen convenios de no hablar sobre ciertas cosas fuera del templo, y no queremos disminuir la santidad del garment haciéndolo un lugar común. Entonces, si no estás investido, ¿cómo sabes lo que está bien preguntar, sin ser irrespetuoso, inapropiado o incómodo?

Mucha gente se encuentra en esta situación. No tienen a alguien con quien se sientan cómodos hablando sobre ropa interior de cualquier naturaleza; olvídate de encontrar a alguien para discutir los asuntos prácticos de la investidura del templo. Entiendo que puede haber ansiedad sobre recibir investidura y usar garments. Las incógnitas pueden causar aprensión.

The Cultural Hall es un foro para compartir cosas sobre la cultura SUD de las que a menudo no se habla (y hemos republicado los consejos de este blog), esto es lo que le diría a mi hermana sobre el uso de garments sin revelar nada sobre las ordenanzas del templo. Si bien la mayoría de estos consejos son para mujeres, algunos también podrían aplicarse a los hombres:

1) Antes que nada: prepárate para el templo. Toma el curso de preparación del templo. Lea las declaraciones de la Iglesia sobre las ordenanzas y vestimentas del templo. Estudia. Me gustan especialmente las recomendaciones que se ofrecen en el discurso de la Conferencia General de abril de 2011 del Presidente Nelson. ¿Qué tiene de práctico la preparación? A medida que aumente su comprensión y testimonio, aumentará su resolución de usar los garments. Es menos probable que tengan sentimientos de resentimiento por su convenio de usar las prendas. Su deseo y su actitud cambiarán. Se encontrarán buscando formas de hacerlo funcionar en lugar de encontrar excusas para  no usarlos en distintas ocasiones. Se convertirá en una experiencia alegre. Ese es un consejo de practicidad para todos los días.

2) Hay varios tipos de telas y cortes disponibles, más de lo que solo pueden haber notado o no  que usa su mamá. Al igual que pueden tener preferencias sobre el tipo de tela del que está hecho sus sujetadores, tendrán preferencias en el tipo de tela de la que están hechas sus prendas. No todos son así, pero sus preferencias pueden estar relacionadas con el clima, una actividad en la que estás participando (específicamente, los deportes) y la tela o el tipo de ropa exterior que llevas puesta. Es posible que desee usar un tejido diferente dependiendo de si su camisa es de algodón o sedoso, o decir si está de excursión en el medio del verano vs esquiar en el invierno. Es probable que algunas de las telas se estiren o se encojan al lavarlas. Prueba las diferentes telas. Me gusta especialmente uno de los nuevos tejidos con los que la Iglesia ha salido recientemente.

3) Las mujeres que trabajan en los Centro de Distribuciones de la Iglesia son agradables. Ellas les dirán todo acerca de las diferentes telas y cortes. Siéntanse libre de hacerles preguntas.

4) Compren sus partes superiores largas. Mi hermana no es ni baja ni pequeña, y tienen cortes para quienes sí lo son. Incluso si no eres muy alta o no usas generalmente camisetas largas en otros tipos de ropa, las partes superiores largas permanecen mejor en su lugar. Además, en algunos cortes, los largos son más largos que otros. Lo que es una longitud "regular" en un corte puede ser la longitud del "largo" en otro. Los cortes varían según la tela.

5) Lo mismo ocurre con las prendas inferiores regular vs. petite. Por lo general, puede que tu talla no sea petite en tu vestimenta diaria, pero las prendas inferiores petite pueden quedar mejor. La mayor diferencia, en lo que puedo decir en las prendas inferiores, está en el largo. Nuevamente, los cortes varían dependiendo de la tela.

6) Sugerencia sorprendente: prueba las partes de abajo hasta la pantorrilla para usar con los pantalones. ¡¿Qué?! ¿Por qué querría los que son más largos? puedes estar pensando. Estos no se suben. Las puntas no se curvan, ya que algunas hasta la rodilla son propensas a enrollarse. Ellos se quedan abajo. Este es el tipo de consejo que se susurra de una hermana a otra.

7) Cuando haya nuevos cortes o telas disponibles, pruébalos. Y yo diría, por más de un día. Si no te gustan al principio, dales una oportunidad un rato más tarde. Pueden sorprenderse.

8) Puede que quiera usar un tamaño, corte o tela diferente por la noche que durante el día.

9) No te deshagas de toda tu ropa no modesta, por el momento. Llevo camisetas sin mangas todo el tiempo en capas, especialmente con camisas que tienen un corte más bajo en la parte delantera o pueden ser demasiado cortas cuando te inclinas, levantas los brazos o te sientas. Mis camisetas sin mangas son realmente largas. Usualmente me pongo la parte superior  y luego no tengo que preocuparme por la ropa interior que se muestra cuando me muevo. (Realmente, creo que este es un buen consejo para todos. No necesitamos ver esa pulgada de piel entre tu camisa y tus pantalones que se pone de punta cada vez que te mueves.) Muchas de mis amigas visten una camisa modesta debajo de una camiseta sin mangas. Hay muchas formas creativas para los atuendos
modestos.

10) Solo lava tus garments con otra ropa completamente blanca. Cualquier otra cosa hará que tus garments se vean lúgubres con el tiempo. Lava los blancos en agua caliente. La mayoría de las personas usa cloro, pero puede amarillear a los blancos con el tiempo. Usa vinagre blanco en su lugar. Ayuda con las manchas de sudor y cuello, y se ablanda como un suavizante de telas. Si se asegura de que tenga un buen enjuague, sus blancos no olerán a vinagre después del lavado.

11) Y dado que cuando mi hermana reciba sus investiduras, es probable que sea porque ella se va a casar; le diría que compre una camiseta básica para usarla en las pruebas de su vestido de boda antes de que ella sea investida. Aunque el escote sea diferente, que tenga mangas hara que sea perfecta. Si se preocupan por las prendas inferiores, diría que use pantalones cortos tipo biker o un spandex hasta la rodilla, como se suele hacer en los deportes.

12) Si/cuando estuviere embarazada o si alguna vez se somete a una cirugía, le diría que a) pruebe la parte superior maternal, b) compre la parte superior o inferior de varios tamaños y c) no se olvide de las diferentes telas


Nos encantaría conocer otros consejos prácticos que pueda tener sobre el uso de garments. Sin embargo, Enlace de Fé no aprobará ningún comentario que consideremos que no respeta la naturaleza sagrada de las vestimentas del templo.


Fuente: The Cultural Hall




12 Consejos Prácticos sobre el Cuidado y Uso del Gárment 12 Consejos Prácticos sobre el Cuidado y Uso del Gárment Reviewed by camila meza on 13:40:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

1 comentario:

  1. las investiduras son las ordenanzas, no la ropa, los garments son el recordatorio y símbolo de esas ordenanzas, por lo demás, gracias por los prácticos consejos

    ResponderBorrar

Con tecnología de Blogger.