10 Cosas que Satanás No Quiere que Sepas sobre El Libro de Mormón



Por Robert Starling

Hay todo tipo de listas de cosas que los críticos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días parecen pensar que sus miembros deberían saber. Las encuentras por todo internet. Pero, ¿cuáles son las cosas que Satanás NO quiere que nadie sepa sobre el Libro de Mormón, la "piedra angular" de nuestra religión?

[1] 
Escribir historia antigua en planchas de metal era algo real. Aunque totalmente desconocido en 1829, se han descubierto cientos de ejemplos de este tipo de mantenimiento de registros en todo el mundo desde la publicación del Libro de Mormón en 1830. Uno de los descubrimientos más notables se realizó en Persépolis en el actual Irán en 1933. Los arqueólogos alemanes descubrieron placas de oro y plata inscritas en cajas de piedra colocadas allí por el rey Darío de Persia para conmemorar la construcción de un palacio alrededor del 515 a. C., no muchos años después de que Lehi y su familia salieran de Jerusalén. 

[2]
Hubo testigos más calificados de la realidad de las planchas de los que se necesitaría para obtener una condena por asesinato en cualquier tribunal. Más de una docena de ciudadanos honrados en sus comunidades vieron y / o palparon las placas y firmaron documentos a tal efecto. 

[3]
Los estudios modernos de impresión de palabras por computadora llamados "estilometría" han establecido más allá de una duda razonable que el texto del Libro de Mormón fue escrito por al menos 22 autores diferentes con estilos de escritura individuales, utilizando muchas técnicas literarias hebreas antiguas. Ninguno de los estilos de escritura eran los de José Smith o alguno de sus escribas en comparación con sus otros escritos contemporáneos. 

[4]
Aunque el Libro de Mormón contiene algún material citado de la Biblia, cualquier paralelismo no reconocido entre él y la Biblia u otros libros como el Manuscrito de Solomon Spalding o View of the Hebrews son minúsculos e insignificantes. Más del 93 por ciento del texto es totalmente original y sigue sin ser cuestionado por ningún cargo de plagio. 

[5]
Según fuentes bien documentadas, José Smith dictó las más de 500 páginas del primer borrador de la traducción del Libro de Mormón a sus escribas en menos de 70 días, sin utilizar notas ni fuentes de investigación externas. Tomó a J.R.R. Tolkien más de 12 años para escribir El señor de los anillos. Joseph tenía solo tres años de educación primaria formal en la frontera, muy poco acceso a la biblioteca y sin internet. 

[6]
El primer borrador fue el único borrador, excepto por pequeños cambios en la gramática, puntuación, etc. Se han realizado varios cambios en ediciones posteriores para corregir los errores de escritura e impresión y lo que se pensó que era "inglés pobre" en la primera edición. Sin embargo, se ha descubierto que gran parte de ese "inglés pobre" es una excelente construcción de palabras hebreas, aunque incómodo para los lectores en otros idiomas.

[7]
Hay muchas afirmaciones arqueológicas, antropológicas, geográficas, históricas y botánicas sobre la antigua América en el Libro de Mormón que parecían extravagantes y absurdas cuando se publicó en 1830, pero que han sido validadas por la investigación científica desde ese momento. En los últimos años se ha descubierto que muchas referencias a supuestos "anacronismos" como la presencia de caballos, cebada, etc. en la antigua América son precisas. 

[8]
Como documento histórico, el Libro de Mormón es muy complejo. Habla de tres grupos diferentes que, según se informa, emigraron del Medio Oriente a las Américas. Cubre un período de más de 2.600 años y registra historias políticas complejas, guerras y cambios sociales. Describe detalles geográficos que incluyen docenas de ciudades, ríos, mares, cadenas montañosas, etc., incluidas las distancias y las relaciones direccionales entre esos lugares. Entrelaza a lo largo de esta historia las enseñanzas religiosas encontradas tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Pero después de casi 200 años de cuidadoso escrutinio de esta historia y doctrina por parte de sus críticos, no se han encontrado contradicciones o inconsistencias internas. 

[9]
Como documento literario, el Libro de Mormón es excepcional. Contiene muchos tipos de oscuras tradiciones antiguas del Cercano Oriente y juegos de palabras hebreas que incluyen paralelismos, construcciones de "si y", etc. Fue solo en 1967 que se descubrieron muchos ejemplos excelentes de una forma olvidada de poesía hebrea conocida como "quiasmo". Los eruditos hebreos de todo el mundo han reconocido la belleza y la complejidad de los pasajes quiásticos en el Libro de Mormón.

[10] 
Como documento geográfico, el Libro de Mormón es un rompecabezas. En sus primeros capítulos describe con notable detalle el viaje de Lehi y su familia desde Jerusalén a través del desierto de Arabia hacia el sur a lo largo de las fronteras del Mar Rojo, y luego hacia el este hasta un exuberante oasis en la costa del Océano Índico donde construyeron un barco y navegaron a las Américas. Los exploradores modernos han vuelto a seguir el rastro de Lehi a través del desierto y han encontrado muchos de los puntos de referencia descritos por Nefi en los lugares adecuados. Estos incluyen la antigua ciudad de Nahom, donde la familia hizo un cambio radical en su dirección, y el oasis costero de Khor Karfot que corresponde exactamente a la descripción de Nefi del área que llamó "Abundancia". Ninguno de estos detalles geográficos eran conocidos por el mundo occidental en 1829, y mucho menos por José Smith. La mayor parte de esa área conocida como "The Empty Quarter" no fue mapeada hasta más de cien años después.

[11]
(Bien, este es un bonus, ¡sin cargo adicional!)
El subtítulo del Libro de Mormón es "Otro testamento de Jesucristo". Eso es porque el mensaje central del libro es que después de su crucifixión y resurrección, Jesús visitó a sus "otras ovejas" de la Casa de Israel que vivían en las Américas. Si es cierto, esta sorprendente afirmación no solo testifica de la divinidad de nuestro Salvador Jesucristo, sino que también apoya y verifica la Biblia y el registro de su ministerio. (Eso se conoce como "dos fer"). Por supuesto, en 1829 fue una idea bastante loca, pero desde entonces se han descubierto muchos relatos históricos y leyendas de un "dios blanco y barbado" que apareció en las Américas en el tiempo de Cristo. Estos relatos provienen de todo el hemisferio occidental. A menudo se han corrompido a lo largo de los siglos y los detalles varían, pero la preponderancia de la evidencia indica que alguien muy parecido a Jesús que tenía lo que hoy llamaríamos "super poderes" visitó este continente en algún momento alrededor del año 34 d.C.

Entonces, ¿por qué el diablo no quiere que sepas sobre estas cosas (y más) sobre el Libro de Mormón? Bueno, la conclusión casi ineludible es que si estas cosas son ciertas, entonces:

José Smith efectivamente tradujo el Libro de Mormón de los registros antiguos a través del "don y poder de Dios", y por lo tanto, fue un verdadero profeta de Dios y, por lo tanto, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es, de hecho, una restauración de la Iglesia de Cristo en el Nuevo Testamento, y es la forma de encontrar la salvación y la verdadera felicidad eterna.

Y el adversario no quiere que sepas eso.

Fuente: ldsmag



10 Cosas que Satanás No Quiere que Sepas sobre El Libro de Mormón 10 Cosas que Satanás No Quiere que Sepas sobre El Libro de Mormón Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 20:55:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.