Cómo una Entrevista con mi Obispo logró Cambiar toda mi Vida y mi Perspectiva



Cuando tenía unos 20 años y pensando que tenía todo resuelto, entré en la oficina de mi obispo y de mala gana le dije que cumpliría una misión. Expuse esa triste historia sobre todas las cosas que tendría que dejar y renunciar. El obispo se sentó allí y me miró durante unos segundos como si considerara lo que acababa de decirle.

Después de que el silencio comenzó a ponerse incómodo, finalmente habló. "Greg ...", dijo, "estás viendo todo esto mal. Parece que lo estás mirando como si le estuvieras haciendo un gran favor a alguien. Debes darte cuenta de que es un privilegio poder servir al Señor".

Cuando dijo estas palabras, él tenía lágrimas en los ojos. No me sentí ofendido ni lo tomé como si él no apreciara mi disposición a servir. Pero él quería enseñarme una lección importante sobre la perspectiva. Quería que supiera que mi enfoque de servir al Señor dictaría el disfrute y la satisfacción que derivaría del servicio. Podría mirarlo de mala gana y egoístamente o podría contarlo como una bendición y una oportunidad.

Curiosamente, en la vida, cuanto más preocupados estamos por nosotros mismos ... menos alegría tenemos generalmente de cualquier situación en la que nos encontremos. ¿Cómo es que los niveles de felicidad pueden disminuir tan rápidamente entre personas tan prósperas?

Perspectiva.

Mi perspectiva sobre mi membresía en la iglesia y las oportunidades posteriores para servir al Señor significarían TODO en los años venideros. Simplemente no lo sabía todavía.



Nunca olvidé el consejo del obispo ese día con respecto a la perspectiva y ha marcado la diferencia.

No puedo hablar por nadie más. Solo puedo relatar mi propia experiencia en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Al igual que con cualquier cosa en esta vida, ha habido altibajos, momentos en los que me he sentido inquebrantable y otros momentos en los que me he sentido un poco inestable. Pero después de haber persistido en esta Iglesia durante casi 40 años, me he asegurado de que es una buena iglesia, con buenas personas, con buenas intenciones y con una buena perspectiva para el futuro.

En última instancia, me habría perdido todo eso si mi perspectiva no fuera la correcta.

Las cosas que he aprendido y las cosas que he experimentado como miembro de esta iglesia me han hecho una mejor persona. Estas son cosas que sé sin lugar a dudas porque las he experimentado. Son tangibles para mí. Esas experiencias están grabadas en mi alma y están conmigo día a día y ¿cómo puedo negarlas? Confío en esas experiencias para ayudar a recuperar mi perspectiva de la vida. Pero sin la perspectiva correcta, podría haber pintado una imagen completamente diferente de mi experiencia sirviendo en la iglesia.

Es solo a medida que me hago mayor que realmente entiendo lo que mi obispo me dijo hace tantos años. El privilegio de servir en una misión ha sido todo mío. El privilegio de estar en esta iglesia ha sido todo mío. El privilegio de tener oportunidades para salir de mi zona de confort y servir a otros ha sido todo mío. Aprendí a ordenar y priorizar mi vida, a servir a los demás, a dejar de pensar tanto en mí mismo. En mi experiencia, ese ha sido el único camino hacia el éxito y la felicidad. Ni dinero, ni autos, ni otra ola, ni otra telesilla u otra hamburguesa gourmet. Esas cosas son insaciables, es decir, siempre pedirán más. Lo único que ha traído una profunda satisfacción a mi alma es saber que he estado dispuesto a colocar en el altar cualquiera de esas actividades temporales antes mencionadas.

Cuando mi perspectiva de servir en la iglesia cambió de "Estoy sacrificando gran parte de mi tiempo" a "Soy afortunado y estoy agradecido por la oportunidad de servir", todo cambió para mí. Mi efectividad al servir mejoró y la felicidad que sentí al hacerlo se volvió duradera y memorable.

Fuente: greg trimble

Cómo una Entrevista con mi Obispo logró Cambiar toda mi Vida y mi Perspectiva Cómo una Entrevista con mi Obispo logró Cambiar toda mi Vida y mi Perspectiva Reviewed by camila meza on 11:16:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.