Hermano de la Iglesia tiene 101 Años y Sobrevivió al COVID-19. Conoce su experiencia Milagrosa.



Justiniano Anibal Ulloa, un miembro de 101 años de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días que vive en Scarborough, Ontario, nació durante la pandemia de gripe española en 1918 y recientemente sobrevivió al mortal coronavirus.

Con insuficiencia pulmonar y una tos grave, Justiniano fue llevado al hospital el 4 de abril y dio positivo por COVID-19. Los médicos esperaban que no sobreviviera y dijeron que nadie podría visitarlo en el hospital. Su familia recibió permiso para llevarlo a casa y cuidarlo allí, lo que le permitió recibir llamadas de su familia inmediata y extendida en Canadá, Ecuador y Estados Unidos.

Ulloa.jpg
Justiniano Anibal Ulloa, un miembro de 101 años de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días que vive en Scarborough, Ontario, recientemente sobrevivió al mortal coronavirus.

Su hijo Marcelo Ulloa le dio a Justiniano una bendición del sacerdocio, y familiares y amigos ayunaron y oraron por su recuperación. Justiniano tuvo importantes mejoras durante la semana que incluyó el Viernes Santo, 10 de abril, el mismo día del ayuno global al que el presidente de la Iglesia, Russell M. Nelson, invitó a personas de todas las creencias y religiones a unirse.


Marcelo dijo: "El médico de la familia de papá se sorprendió de que [papá] todavía estuviera vivo y que no necesitara oxígeno. No es nada menos que el poder de Dios que lo mantiene vivo de una manera milagrosa. ... [Esta experiencia] es definitivamente una de las formas en que el Padre Celestial está mostrando su gran poder y misericordia respondiendo a  nuestras oraciones colectivas".

Los Santos de los Últimos Días creen que el ayuno combinado con una oración sincera puede proporcionar fortaleza espiritual, cercanía a Dios y preparación para recibir Sus bendiciones. Millones participaron en el ayuno mundial el 10 de abril, orando para que la pandemia actual pudiera ser controlada, los cuidadores protegidos, la economía fortalecida y la vida normalizada.

En su invitación a un ayuno global, el presidente Nelson dijo: "Dios‘ tiene todo el poder, toda la sabiduría y todo el entendimiento; comprende todas las cosas, y es un Ser misericordioso, incluso para salvación, para aquellos que se arrepientan y crean en su nombre "(Alma 26:35). Por lo tanto, durante los momentos de profunda angustia, como cuando la enfermedad alcanza proporciones pandémicas, lo más natural que debemos hacer es llamar a nuestro Padre Celestial y a Su Hijo, el Maestro Sanador, para mostrar Su maravilloso poder para bendecir a la gente del mundo."

Justiniano y su familia creen que su fidelidad al código de salud de la Iglesia, a menudo referido como "la Palabra de Sabiduría" (Doctrina y Convenios 89), también contribuyó a su recuperación. Las disposiciones del código de salud incluyen abstenerse de tomar bebidas alcohólicas, fumar, el tabaco y "bebidas calientes", que se cree que se refieren específicamente al té y al café. Se recomiendan específicamente “hierbas saludables”, junto con frutas y granos. La carne se debe usar "con moderación". La Iglesia también interpreta el uso indebido de drogas, ilegales, legales, recetadas o controladas, como una violación del código de salud.

Los hijos de Justiniano se han turnado para cuidarlo, una semana a la vez. Cuando su hijo Pablo contrajo el virus y estuvo enfermo durante algunas semanas, Justiniano a menudo preguntaba por el bienestar de Pablo en lugar de preocuparse por el suyo.

Sobre la recuperación de Justiniano, Marcelo agregó: “Nuestra familia está muy agradecida por todas las oraciones y el ayuno de tantos en nombre de mi padre y nuestra familia. Me sentí protegido porque no me enfermé mientras cuidaba a mi papá".

Justiniano Anibal Ulloa y su esposa, Celinda Calderón, se unieron a la Iglesia en 1971 en Ecuador, donde era oficial de la policía nacional. Pronto fue llamado a ser presidente de la rama local de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Sirvió por casi dos años. Luego él y Celinda emigraron a Canadá con sus siete hijos. Ha dedicado su vida a servir a su familia y a otros, en última instancia sirviendo como el patriarca en español de la Estaca Toronto Ontario durante casi 22 años, hasta que cumplió 91 años.

Justiniano todavía vive solo y recibe ayuda de familiares y proveedores de atención médica. Tiene 24 nietos y 19 bisnietos y es el mayor de nueve hermanos, la mayoría de los cuales aún viven.



Fuente: Church News
Hermano de la Iglesia tiene 101 Años y Sobrevivió al COVID-19. Conoce su experiencia Milagrosa. Hermano de la Iglesia tiene 101 Años y Sobrevivió al COVID-19. Conoce su experiencia Milagrosa. Reviewed by camila meza on 15:55:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

1 comentario:

  1. Hno Justiniano Ulloa felicitaciones por sobrivividir a esta pandemia el Señor lo tiene en consideracion bendiciones .

    ResponderBorrar

Con tecnología de Blogger.