La Cautivante Historia del Primer Bautismo por los Muertos con una Testigo a Caballo

Extracto de ldsliving

¿Sabías que el primer bautismo por los muertos fue una madre actuando en representación de su hijo recientemente fallecido? ¿Sabías que fue bautizada en el río Mississippi? Es verdad. Jane Neyman fue bautizada por su hijo, Cyrus, con una mujer llamada Vienna Jacques a caballo como testigo. No fue hasta 1845, después de la muerte del profeta José, que Brigham Young dijo que en el futuro los santos “nunca verán a un hombre salir para ser bautizado por una mujer, ni a una mujer por un hombre”, según la página oficial de la Iglesia.

En su nuevo libro, Repicturing the Restoration, Anthony Sweat dijo: “Principalmente hemos mostrado las mismas imágenes de la historia de la Iglesia una y otra vez: la Primera Visión, José con Moroni, José y Oliver con Juan el Bautista o Pedro, Santiago y Juan, e imágenes de pioneros. Es por una buena razón que estas escenas se pintan repetidamente, ya que son fundamentales para nuestra narrativa fundacional de la Restauración. Pero la historia de los Santos de los Últimos Días, importante e instructiva, es a menudo más diversa que este puñado de eventos. Mientras enseñé sobre la historia de la Iglesia buscando ayudar a los alumnos a desarrollar una fe amplia, profunda, históricamente informada y doctrinalmente madura, he deseado que las pinturas acompañen visualmente este tipo de discusiones”.

Como resultado, Sweat se propuso pintar algunos de estos eventos menos conocidos de la historia de la Iglesia. Ahora están capturados en Repicturing the Restoration, un libro que también incluye el trasfondo histórico detrás de cada pintura. En el podcast All In de esta semana, el presentador Morgan Jones habló con Sweat sobre su pintura del bautismo de Jane Neyman.

El siguiente extracto ha sido editado para mayor claridad:

Morgan Jones: ¿Qué pintura del libro tiene tu trasfondo histórico favorito y puedes contarnos un poco al respecto?

Anthony Sweat: Esa es una gran pregunta. Probablemente mi favorito tendría que ser el primer bautismo por los muertos con una mujer llamada Jane Neyman. Ahora, piense en los bautismos por los muertos: la obra por los muertos. Eso es algo muy importante en la Restauración. Y, sin embargo, la mayoría de la gente no sabe cuándo ni cómo comenzaron los bautismos por los muertos. Así que hice una pintura llamada "El primer bautismo de los muertos", y muestra a una mujer llamada Jane Neyman siendo bautizada en el río Mississippi por un hombre llamado Harvey Olmstead, y el testigo es una mujer llamada Vienna Jacques que se metió en el río. a caballo para observar y presenciar el bautismo.

Así que es la historia fundamental número uno y más genial que nunca se haya representado visualmente. Quiero decir, una mujer a caballo en un río mientras alguien se bautiza, ¿cómo podría ser más genial que eso? Pero número dos, lo mejor de la historia es que la mujer fue bautizada por su hijo. Así que es una mujer bautizada por un hombre, está sucediendo en un río, no en un templo, el anciano hizo la oración en el acto. No hubo oración fija, y la testigo fue una mujer a caballo.

Y cuando José Smith escuchó que se había realizado el primer bautismo por los muertos, preguntó cómo se había hecho. Cuando lo escuchó, básicamente dijo: "Eso cuenta". Y para mí, es solo un buen ejemplo de que Dios acepta nuestros justos esfuerzos, incluso en nuestras imperfecciones. Y que nuestra historia pueda informarnos de cosas así. Así, por ejemplo, también, cuando la Iglesia cambió recientemente su política para permitir que las mujeres en el templo actúen como testigos de las ordenanzas, mi primer pensamiento fue: "Bueno, lo hemos estado haciendo desde el principio". En realidad, eso no es nada nuevo si conoce nuestra historia, razón por la cual las imágenes como esta son importantes. Nos ayudan a comprender las cosas de manera más amplia. Así que esa es solo un relato de una sorprendente de la historia de la Iglesia con un gran trasfondo.

Morgan Jones: Eso es genial. Entonces tengo una pregunta. A partir de ahí, ¿José buscó la revelación sobre el bautismo por los muertos o cómo evolucionó eso?

Anthony Sweat: Sí, esto es maravilloso. Vea lo que está haciendo ahora mismo. Morgan, este es el objetivo del libro, para que empieces a pensar en preguntas como esa, como, "Vaya, no sabía que era así como empezó". Entonces, ¿cómo evolucionó hasta convertirse en lo que tenemos hoy? Y lo que vemos es que, como muchas prácticas en la Iglesia, Dios no entregó la cosa perfectamente empaquetada, envuelta en un lazo. Las cosas se desarrollaron línea por línea.

Pasaron algunos años antes de que José comenzara a decir: “No, tenemos que registrarlos. Necesitamos decir la oración de la misma manera. Deben hacerse en el templo. . . no en un río ". No fue hasta Brigham Young que Brigham comenzó a decir: "Deberíamos hacer que los hombres se bauticen por los hombres y las mujeres se bauticen por las mujeres para que sea específico de género". Entonces, línea por línea, esas cosas comenzaron a desarrollarse lentamente.

A continuación exponemos lo que describe oficialmente la Iglesia al respecto de esta evolución:

José Smith recibió una revelación en enero de 1841 en cuanto a que los bautismos por los muertos debían efectuarse en los templos. El Señor explicó que “esta ordenanza pertenece a mi casa” y mandó a los Santos que edificaran un templo en Nauvoo. Durante la posterior conferencia de octubre, José Smith anunció que no se autorizarían más bautismos por los muertos mientras no se completara la pila bautismal del Templo de Nauvoo. En noviembre de ese año los Santos instalaron en la planta baja del templo una pila bautismal de madera labrada a mano, cubierta con un tejado provisional y dedicada a fin de poder efectuar bautismos en ella.

Reflexionando en la revelación que había recibido, en 1842 José Smith enseñó en una carta a la Iglesia que los bautismos por los muertos debían documentarse de manera minuciosa, prometiendo a los Santos que “aquello que registréis en la tierra será registrado en los cielos”. En consecuencia, se llamó a secretarios para que se aseguraran de que se registraban todos los bautismos por los muertos. Entre 1840 y 1845, y en ausencia de instrucciones más específicas, a veces los hombres actuaban como representantes de mujeres y viceversa. En 1845, tras la muerte de José Smith, Brigham Young enseñó que a partir de entonces los Santos “nunca verán que un hombre se bautice por una mujer, ni a una mujer por un hombre”. Y explicó que “durante su vida, José Smith no recibió todo lo relacionado con la doctrina de la redención”, pero el Señor siguió guiando a la Iglesia por revelación, “dándoles un poco aquí y un poco allí”. Este cambio tuvo lugar cuando los Santos empezaron a efectuar otras ordenanzas por los muertos, incluso la ordenación al sacerdocio y el sellamiento de matrimonios.

Fuente: ldsliving, ChurchofJesusChrist.org

La Cautivante Historia del Primer Bautismo por los Muertos con una Testigo a Caballo La Cautivante Historia del Primer Bautismo por los Muertos con una Testigo a Caballo Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 11:14:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.