Suscríbete a 1 email semanal de Ven, Sígueme en: ClaseVenSigueme.com
Y suscríbete a nuestro Canal de YouTube

El funeral del Élder Davies fue la primera ocasión de 'aparición pública' del Presidente Nelson desde la pandemia

Fuente: ChurchNews - Fotos: Spencer Heaps

Como “valiente discípulo de Jesucristo”, el élder Dean M. Davies sirvió con “una fortaleza inagotable poco usual” y con “habilidad, paciencia y persistencia incomparables”, dijo el presidente Russell M. Nelson.

“Las contribuciones de Dean a la Iglesia y a las personas de todo el mundo no pueden subestimarse. Fue incansable en su ministerio, incluso mientras luchaba contra el cáncer”.

El presidente Nelson y sus consejeros de la Primera Presidencia, el presidente Dallin H. Oaks y el presidente Henry B. Eyring, hablaron durante el funeral del élder Davies el sábado, 4 de septiembre en el Centro de Estaca North Salt Lake, Utah. El élder Davies, Setenta Autoridad General y ex miembro del Obispado Presidente, murió el martes, 31 de agosto a los 69 años.

Fue la primera aparición pública del presidente Nelson desde el inicio de la pandemia de COVID-19.

El presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles, y otros miembros del Cuórum de los Doce Apóstoles, la Presidencia de los Setenta y el Obispado Presidente se unieron a la Primera Presidencia y a la familia y amigos del élder Davies para honrar, recordar y celebrar su vida. También estuvieron presentes varias otras Autoridades Generales de los Setenta y oficiales generales.

“Queridos hijos y nietos y los que están por venir”, dijo el presidente Nelson, “al enfrentar su futuro, pueden contar con el testimonio sólido como una roca de este gran patriarca, este hombre ejemplar, noble y humilde: el élder Dean Myron Davies”.

El presidente Oaks dijo que los miembros de la Primera Presidencia tienen una experiencia combinada de 100 años de trabajar en estrecha colaboración con el élder Davies y de conocerlo.

“Era un hombre de gran fe en el Señor Jesucristo. Fue un hombre de inmensa sabiduría del mundo y de acción inspiradora que puso en práctica en su servicio al Señor. … Encomendamos su modelo, su ejemplo a su familia, a sus amigos y asociados, y testificamos de Jesucristo, a quien sirvió con tanta valentía y gratitud”, dijo el presidente Oaks.

El presidente Eyring agregó: “Fue ministro del Salvador en todo lo que le vi hacer. Les doy mi testimonio de que sé que el Señor lo amaba y él amaba al Señor. … Siempre hizo las cosas difíciles y las hizo bien”.

El obispo presidente Gérald Caussé recordó haber conocido al élder Davies por primera vez en 2002. El obispo Caussé se desempeñaba como presidente de estaca y el élder Davies recibió una asignación del presidente Gordon B. Hinckley para ubicar un sitio para un templo en París, Francia. Se habían reunido con un alcalde de Saint-Cloud, una ciudad en las afueras de París, y se dirigían a su próxima cita cuando el élder Davies le pidió al obispo Caussé que se detuviera.

“Y luego lo vi inclinar la cabeza”, dijo el obispo Caussé. “En medio del tráfico, con todo el ruido a nuestro alrededor, de la manera más sagrada, ofreció la oración más sincera y emotiva. Podía escucharlo expresar su gratitud por el Señor, por Su ayuda en la reunión que acababa de terminar. El élder Davies era este tipo de hombre. Nunca olvidó a quién estaba sirviendo. Nunca”.

Al élder Davies le sobreviven su esposa, la hermana Darla Davies, cinco hijos y 17 nietos. Los Davies son padres de un hijo y cuatro hijas — Aaron Davies, Rebecca Larson, Jill Ottley, Sarah Davies y Jennifer Woodland — cada uno de las cuales habló durante el funeral.

El élder Patrick Kearon, presidente más antiguo de los Setenta, leyó en voz alta una carta que la Primera Presidencia le escribió a la hermana Davies:

El ataúd se saca después del funeral del élder Dean M. Davies en North Salt Lake, Utah, el sábado 4 de septiembre de 2021. Credit: Spenser Heaps, Deseret News


“La vida del élder Davies fue un modelo de diligencia y trabajo arduo. Demostró amor por el Señor durante toda su vida al dedicar tiempo al servicio desinteresado a su familia y al prójimo. Deja un gran legado de arduo trabajo, integridad personal y dedicación a una vida recta. Su devoción como esposo, padre, abuelo y siervo incondicional del Señor influyó en la vida de sus seres queridos y de todas las personas con las que tuvo contacto. …

“Reconocemos con gratitud su influencia y apoyo cariñoso ya que estuvo a su lado en muchos de sus logros. … Aunque no hay sustituto para el amor de un compañero devoto, oramos para que su conocimiento del Evangelio le traiga paz y que reciba la influencia reconfortante del Espíritu Santo en este tierno momento de despedida”.

Aaron Davies reflexionó sobre los recuerdos de los campamentos de padre e hijo y la orientación familiar con su padre. “La belleza de su vida bien vivida es que los tesoros que compartió con todos nosotros no se corroen con el tiempo, sino que se hacen más ricos y profundos. … Amo a mi padre y sé que lo volveré a ver. Un tesoro que me dio fue un mapa para encontrarlo a dónde ha ido”, dijo.

Rebecca Larson dijo que su padre a menudo priorizaba el tiempo en familia en forma de salidas los sábados a parques y lagos, celebraciones navideñas en casa, juegos de mesa, ver películas y unir a la familia para vacaciones y reuniones.

“Durante los últimos meses, a medida que avanzaba la enfermedad de papá, él y mamá y sus cinco hijos pudieron pasar un tiempo importante en familia juntos. A veces jugábamos o veíamos películas. A veces compartimos conversaciones significativas o cantamos canciones favoritas. Y a veces simplemente nos sentábamos juntos en silencio. Qué tesoro”, dijo.

Jennifer Woodland dijo: “Aunque el trayecto de papá con el cáncer fue desgarrador y devastador en muchos niveles, estaré eternamente agradecida por las formas en que sirvió para enriquecer nuestra relación y profundizar nuestro amor y aprecio mutuo”.

Jill Ottley recordó una vez que le preguntó a su padre: “Papá, ¿cómo es que estás tranquilo incluso cuando la gente, incluso cuando tus hijos, te dicen cosas difíciles de escuchar?”

Él respondió: “Descubrí que muchas situaciones, incluso cosas que parecen muy terribles, a menudo se resuelven con el tiempo, o simplemente no son tan importantes después de un año o dos”.

Sarah Davies compartió sus recuerdos de que su padre estuvo allí para ella durante los tiempos difíciles. “Una y otra vez, papá apareció con amor y apoyo”, dijo.

Después del funeral, el élder Davies fue enterrado en el cementerio de la ciudad de Bountiful.


El funeral del Élder Davies fue la primera ocasión de 'aparición pública' del Presidente Nelson desde la pandemia El funeral del Élder Davies fue la primera ocasión de 'aparición pública' del Presidente Nelson desde la pandemia Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 17:01:00 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.