¿Casarse fuera del Templo con un Buen Hombre o esperar y esperar y esperar...?




Adaptado de un artículo de C. Gorton, traducido por Hernán Felipe Toledo

Hace un tiempo una hermana de la iglesia preguntó: "¿Es mejor casarse fuera del templo que esperar un matrimonio en el templo que tal vez nunca ocurra? A las mujeres SUD se les aconseja no casarse fuera del convenio, pero ¿no sería mejor casarse con un buen hombre fuera del pacto y criar buenos hijos en el Evangelio que esperar un matrimonio en el templo que nunca se le presente, especialmente con la relación actual de hombres-mujeres dignos(as) del templo, siendo comentado en general que hay muchas más mujeres que hombres?"

En este artículo se intenta responder y sobre todo orientar con respecto a esta duda.
Se tratará de proporcionar los principios que nos permitirán (como dijo José Smith) gobernarnos a nosotros mismos con respecto al consejo de casarnos dentro del convenio. Volveremos a estos principios también con las escrituras que son importantes para leer.

Primer principio, este consejo no es específico de género ya que este consejo de no casarse fuera del pacto es para hombres y mujeres que son miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

El segundo principio es que el Padre Celestial es la persona que guiará y dirigirá a su pueblo del pacto a través del Espíritu Santo. Él conoce el fin desde el principio, por lo tanto, conoce a todos sus hijos y a todas sus hijas (sus corazones y deseos) y sabe lo que es mejor para sus hijos a largo plazo (incluso si no lo vemos nosotros mismos). Tenemos la opción de seguir nuestros propios corazones o aceptar su consejo.

El principio final, más una pregunta, ¿cómo ayudamos nosotros como Santos de los Últimos Días a los jóvenes a permanecer convertidos al Evangelio? Con el número de hombres y mujeres jóvenes que se retiran de la Iglesia, esta proporción sería significativamente mejor.

Detallemos a continuación.

Primer principio

El primer principio ha existido desde el Antiguo Testamento. A los hijos de Dios se les aconsejó, ordenó y convino con el Señor que se casarían dentro del pacto. El rey Salomón, que fue considerado uno de los hombres más sabios de la tierra durante su tiempo, y aunque es sabio, abandonó el consejo y se casó fuera de Israel. Su decisión resultó en lo siguiente, que disgustó al Señor:

1) Las esposas de Salomón apartaron el corazón de Salomón del Señor

2) Él comenzó a adorar a otros dioses

3) Él construyó lugares de adoración para estos dioses, algo inaceptable a los ojos del Señor

Entonces, algo que debemos preguntarnos si considerar casarnos fuera del pacto es: "¿Somos realmente lo suficientemente fuertes como para seguir siendo fieles si somos tentados como Salomón de hacer cosas malvadas a los ojos del Señor para complacer a nuestro cónyuge? Otra pregunta y estadística de la que querremos ser conscientes es ¿cuántos divorcios son el resultado de matrimonios con religiones distintas? ¿Qué sucede cuando los niños son presentados y los padres quieren que sus hijos crezcan en la religión en la que crecieron? ¿O no tienen religión? ¿Cómo afectará esto a la descendencia traída a esta relación? Y la pregunta obvia, ¿por qué Dios dio ese consejo, mandato y pacto sabiendo que algunas de sus hijas pueden permanecer solteras en esta vida?

Segundo principio

En las Escrituras y en los tiempos modernos, también hemos recibido consejos que las Escrituras resaltan algunas veces como un mandamiento que estaba en contradicción con un mandato anterior. Personalmente, no creo que ningún mandamiento esté en contradicción con otro; sin embargo, nuestro conocimiento y comprensión limitados de los principios verdaderos hacen que las cosas parezcan una contradicción cuando son complementarias. Repasemos la vida de Ester. Ester habría estado bajo este mismo mandato y pacto de casarse con uno de Israel (o alguien que creyera en el pacto de Abraham).

Sin embargo, a Ester se le dio al Rey que no era israelita, y mediante esta relación, Israel se salvó de un terrible final, que concretó un pacto hecho también a Abraham. ¿Qué situaciones en nuestros días modernos podrían reflejar una circunstancia similar con Ester (por no decir de salvar a los santos de los últimos días), pero que Dios puede ver algo en el futuro que beneficiará a sus hijos e hijas?

Una pregunta honesta que debemos hacernos es: "¿Estamos dispuestos a aceptar la voluntad de Dios si se nos brinda la oportunidad de casarnos fuera del pacto"? Si una hermana (hermano) comienza a salir con alguien y cree que es una buena persona, ¿aceptará una respuesta de Dios negativa? ¿Ponemos nuestra confianza en el conocimiento que Dios tiene de este individuo a pesar de que a nosotros nos parezca un candidato perfecto para el matrimonio?

Este pacto también parece ser indulgente para las mujeres, en lugar del hombre que posee el sacerdocio. Es responsabilidad del poseedor del sacerdocio casarse en el pacto y criar una posteridad recta con su ayuda. Esto es casi imposible para los hombres ya que las mujeres en general son los principales nutrientes del hogar. ¿Quién enseñará a los niños? Con las mujeres, siguen siendo las principales fuentes del hogar, aunque su esposo no sea un miembro. Hablando de nuestros apóstoles, el élder David A. Bednar, su madre se casó con un no miembro, pero era un hombre que todos pensaban que era miembro. No me atribuiré conocer la revelación que su madre recibió o no recibió, pero finalmente el padre del élder Bednar se unió a la Iglesia, y el élder Bednar en su juventud nunca fue prohibido de ir a la Iglesia y seguir sus enseñanzas.

Sin embargo, en esta circunstancia, incluso si Dios asiente, entonces estamos siguiendo el primer gran mandamiento, que prevalece (por así decirlo) sobre todos los demás mandamientos y consejos.

Tercer Principio / Pregunta

¿Cómo sugeriría asegurarse de que nuestros jóvenes no abandonen la Iglesia? La Iglesia está tratando de ayudarnos a levantar la posteridad justa, y todavía tenemos jóvenes que abandonan la Iglesia.

Dicho esto, creo que esto nos proporciona suficiente luz para que podamos tomar una decisión personal. Un consejo a mis hijos es honrar los mandamientos y el consejo que hemos recibido, y poner al Señor primero en sus vidas. También creo que hay una diferencia entre una mujer joven que está buscando un digno poseedor del sacerdocio, y que luego el Señor coloca a un no miembro en su camino, en comparación con una mujer joven (o incluso hermanas mayores) que rechazan el consejo y dicen que van a encontrar el amor donde quiera que el amor las lleve, pues Dios está equivocado, ya que hay hombres buenos que no son miembros de la Iglesia y voy a encontrar uno de ellos. Hay mucha diferencia en este modo de pensar con el modo de pensar de alguien que sí quiere poner a Dios en primer lugar en cada plan de su vida.

Si tienes comentarios adicionales, u alguna opinión respetuosa, favor de realizarla en los comentarios poco más abajo.


¿Casarse fuera del Templo con un Buen Hombre o esperar y esperar y esperar...? ¿Casarse fuera del Templo con un Buen Hombre o esperar y esperar y esperar...? Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 13:31:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

5 comentarios:

  1. Recuerden que es un artículo de opinión del autor basado tanto en las escrituras como en experiencias que son mencionadas en el relato. Si alguien tiene consejos para las personas que están en este dilema, se agradece.

    ResponderBorrar
  2. Doctrina: Casarse entre nosotros. Realidad en mi estaca. Caso uno: Jovenes miembros se casan por lo civil y al año se casan en el templo a los x años son lideres y predican su ejemplo. Caso 2: JOvencita miembro se casa con joven no miembro, despues de varios años El se bautiza, se casan en el Templo y son un ejemplo a seguir (quien diga lo contrario es un egoista e invidioso y tiene que arrepentirse aunque: El y su esposa graduados en seminario ew Instituto, se fueron a la mision y se casaron en el templo en tiempo y forma y sirven en la Iglesia). Y Hay muchos casos más. En realidad, hoy a lo bueno se llama malo y malo bueno (lo dijo Isaias) aun dentro de la Iglesia. La doctrina se sabe. Pero la influencia exterior y la influencia interior (hoy se esta dando mayor numeros de divorcios y dobles casamientos) es lo que hace que lo jovenes se dejen llevar por esas historias romanticas pero que contradicen las enseñanzas de Cristo.

    ResponderBorrar
  3. Un artículo muy realista. El comentario también es muy bueno . En la iglesia se enseña según las escrituras que es el mandamiento del Señor. Debemos obedientes pero si hacemos lo contrario a lo que las escrituras dicen pues tenemos la expiación maravillosa de Cristo. Cada caso es único y no se puede comparar con otro pero cada uno vive su propia experiencia como decidió vivir la. Decidimos guardar los mandamientos o no y cualquiera de los dos casos hay consecuencias,sólo el Padre puede juzgar eso,y debemos ser receptivos a las enseñanzas de la iglesia. Felicidades a los que hacen posible Está página que nos ayuda a estudiar un poco mas la doctrina de Cristo.

    ResponderBorrar
  4. Un artículo muy realista. El comentario también es muy bueno . En la iglesia se enseña según las escrituras que es el mandamiento del Señor. Debemos obedientes pero si hacemos lo contrario a lo que las escrituras dicen pues tenemos la expiación maravillosa de Cristo. Cada caso es único y no se puede comparar con otro pero cada uno vive su propia experiencia como decidió vivir la. Decidimos guardar los mandamientos o no y cualquiera de los dos casos hay consecuencias,sólo el Padre puede juzgar eso,y debemos ser receptivos a las enseñanzas de la iglesia. Felicidades a los que hacen posible Está página que nos ayuda a estudiar un poco mas la doctrina de Cristo.

    ResponderBorrar
  5. Me casé en el templo con un exmisionero cuando mi nena tenia 4 meses de nacida me abandonó, tramitó el divorcio y se desentendió de la niña, ahora 4 años después de pasar duras pruebas Dios me a puesto a un buen hombre con el cual pronto me casaré hace poco se bautizó aunque tiene poco conocimiento del evangelio actúa mejor que un miembro.

    ResponderBorrar

Con tecnología de Blogger.