8 Maneras de Enseñar Modestia sin infligir Vergüenza o Juicio



La modestia es un tema que ha ganado mucha atención en los últimos años. Es difícil saber exactamente qué es y no es modesto con tantas opciones diferentes de ropa y definiciones de modestia.

La Iglesia nos ha dado maravillosos recursos y pautas cuando se trata del tema. Sabemos que la ropa no debe ser demasiado reveladora, pero ¿cómo enseñamos a los jóvenes a ser modestos sin que los miembros se sientan juzgados y avergonzados?

Enseñar a los jóvenes sobre la modestia puede ser difícil, pero el objetivo final es ayudarlos a querer vestirse adecuadamente porque saben que son valiosos como hijos o hijas de Dios. Aquí hay algunas maneras de hacer eso:

1. Enséñales por qué la modestia es tan importante.

A los adolescentes no les gusta que les digan qué hacer. Si les dices que se vistan de cierta manera y no les das ninguna explicación, la importancia y el carácter sagrado de la modestia no resonarán en ellos y será menos probable que se tomen en serio los consejos.

El "por qué" detrás de la modestia es empoderante y hermoso. Cada uno de nosotros es un hijo o una hija de Padres celestiales que nos aman más de lo que sabemos. Tenemos cuerpos que albergan a nuestros espíritus eternos que habitaban en la presencia de Dios antes de venir a la tierra. Las Escrituras enseñan: “Vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo que está en vosotros” (1 Corintios 6:19).

Fuimos creados a la imagen de Dios y nuestros cuerpos son un regalo de Él, por lo que debemos tratarlos como tales. Practicar la modestia muestra respeto por nuestros cuerpos y por nuestros Padres Celestiales. El folleto de Para la fortaleza para la juventud enseña: “A través de tu vestimenta y apariencia, puedes demostrar que sabes lo precioso que es tu cuerpo. Puedes demostrar que eres un discípulo de Jesucristo y que lo amas".

2. Consulta los sitios web oficiales de la Iglesia y documentos para obtener información.

Los sitios web y documentos oficiales de la Iglesia son excelentes recursos para encontrar lo que nuestros líderes han dicho sobre la modestia. Por ejemplo, el folleto Para la fortaleza para la juventud define la ropa inmodesta como "cualquier ropa que sea ajustada, transparente o provocativa de cualquier otra manera".

También da pautas específicas para que los hombres jóvenes y las mujeres jóvenes sigan. Es una buena idea que sus jóvenes lean esta sección del folleto y luego decidan si sienten que sus ropas invitan al Espíritu a sus vidas. También deberían preguntarse si se sentirían cómodos en la presencia de Dios.

Las personas tendrán opiniones y sentimientos diferentes con respecto a lo que es y no es modesto, así que ten paciencia y abstente de juzgar a cualquier persona cuya definición sea diferente a la tuya.

3. Piensa dos veces antes de usar la frase "La modestia es atractiva".

“La modestia es atractiva” es una frase muy conocida en la comunidad de los Santos de los Últimos Días. No es algo terrible de decir y el significado no pretende causar daño, pero ¿qué les dice a las jóvenes, especialmente a las mujeres jóvenes, sobre sus cuerpos y por qué deben vestirse con modestia?

Cuando las mujeres jóvenes escuchan "lo modesto es lo más atractivo" una y otra vez, comienza a parecer que la modestia es importante por razones como llamar la atención de los hombres jóvenes. Como seres humanos, todos tenemos un deseo interior de sentirnos queridos, pero las mujeres jóvenes no deben sentir que tienen que vestirse de cierta manera para complacer a nadie, excepto a sí mismas y a su Padre Celestial.

4. Evite que las mujeres jóvenes se sientan responsables de los pensamientos y acciones de los hombres jóvenes.

Hace poco leí una historia sobre una actividad de mujeres jóvenes de estaca sobre la modestia. Antes de la actividad, se les pidió a los hombres jóvenes que nombraran los problemas de la modestia que notaban en las mujeres jóvenes. Luego, los líderes hablaron con las jóvenes en la actividad lo que los jóvenes pensaban acerca de sus elecciones de ropa. Esta actividad en particular ocurrió hace más de 10 años, pero no es infrecuente que las mujeres jóvenes se sientan responsables de los pensamientos de sus compañeros masculinos.

Esto no solo es perjudicial para las mujeres jóvenes, sino que implica erróneamente que los hombres jóvenes no pueden controlarse a sí mismos. Todos son responsables en última instancia de sus propios pensamientos y acciones, y los jóvenes deben vestirse modestamente por respeto a sus cuerpos y por su naturaleza divina, no por culpa o vergüenza.

5. Evita segmentar a la gente

Ser adolescente es complicado. Es un momento en el que todos somos un poco inseguros, así que evite segmentar a las personas en actividades, bailes o reuniones por su apariencia.

En lugar de hablar exactamente de qué tan largos deben ser los pantalones cortos de una persona, dedique tiempo de clase a enseñar a los jóvenes lo que los líderes de la Iglesia han dicho sobre la modestia y por qué es importante

6. Enséñales que la modestia es más que ropa

Nos enseñan que la modestia va mucho más allá de lo que elegimos usar. Debemos ser modestos y humildes en nuestras palabras y acciones diarias, evitar el mal lenguaje, la desfiguración corporal y actuar en contra de las enseñanzas de la Iglesia.

Susan W. Tanner explica bellamente: “¿Qué pasaría si realmente tratamos nuestros cuerpos como templos? El resultado sería un aumento dramático en la castidad, la modestia, la observancia de la Palabra de Sabiduría y una disminución similar en los problemas de la pornografía y el abuso, ya que consideraríamos el cuerpo, como el templo, como un santuario sagrado del Espíritu. "Así como ninguna cosa impura puede entrar al templo, estaremos atentos para evitar que impurezas de cualquier tipo entren al templo de nuestros cuerpos".

7. Abstenerse de juzgar

Todos tienen una idea ligeramente diferente de lo que significa para ellos la modestia. Cuando su definición no coincide con la de otra persona, eso no significa que sea una mala persona o que no tenga un testimonio.

Mientras que alguien puede optar por usar pantalones cortos por encima de la rodilla, otro puede usarlos porque  en realidad no pueden comprar ropa nueva y eso es todo lo que tienen. Nunca sabemos la situación exacta de alguien, así que trata de ser paciente y amoroso, tal como lo haría Cristo.

8. Orar.

Si no estás muy seguro de cómo enseñar la lección de modestia, lo más importante que puedes hacer es consultar al Señor. Él te preparará para enseñar las cosas que tus jóvenes necesitan escuchar y, a medida que sigas al Espíritu, sabrás lo que debes hacer y decir.

Fuente: ldsliving

8 Maneras de Enseñar Modestia sin infligir Vergüenza o Juicio 8 Maneras de Enseñar Modestia sin infligir Vergüenza o Juicio Reviewed by camila meza on 10:25:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.