El Matrimonio No Arreglará Tu Vida



por Jeremy

El matrimonio es ordenado por Dios

La importancia del matrimonio y la familia es uno de los principios centrales de la Iglesia de Jesucristo en todas las épocas; y en los últimos días, no es diferente. No debe mirar más allá del primer párrafo de La familia: Una proclamación al mundo, para ver qué tan importante es: "Nosotros, la Primera Presidencia y el Consejo de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, proclamamos solemnemente que el matrimonio entre un hombre y una mujer es ordenado por Dios y que la familia es fundamental en el plan del Creador para el destino eterno de Sus hijos".

El mandato de "casarse con la persona correcta en el lugar correcto en el momento correcto" a menudo ha sido repetido por profetas y apóstoles. A todos se les ordena que persigan la meta del matrimonio en el templo. Y si somos dignos, recibiremos todas las bendiciones del matrimonio y la familia. El presidente Hunter enseñó: “Ninguna bendición, incluso la del matrimonio eterno y una familia eterna, se le negará a cualquier persona digna. Si bien puede llevar algo más de tiempo, tal vez incluso más allá de esta vida mortal, que algunos logren esta bendición, no será negada".

El matrimonio (por sí solo) no te hará mejor

Mientras que el matrimonio es de Dios, nuestra cultura impulsa la idea peligrosa de que no solo necesitamos casarnos, sino que necesitamos casarnos ahora. Y por encima de eso, nos dice que el matrimonio solucionará todos nuestros problemas. Nuestra cultura dice: “¿Luchas con la enfermedad mental? El matrimonio arreglará eso. ¿Eres adicto a la pornografía? El matrimonio arreglará esos deseos. ¿Está luchando con un testimonio o atracción del mismo sexo? ¡El matrimonio puede arreglar eso también! Y si un matrimonio no te arregla, ¡entonces ten hijos! Porque agregar niños a la mezcla solucionará tus problemas".

Esta mentalidad es peligrosa por muchas razones. Una de ellas es porque causa que las personas solteras desesperen en su soltería. Sienten que su vida está rota y solo el matrimonio puede arreglarla. Nuestra cultura también correlaciona el valor personal con el estado civil, causando una amargura por la "vida en soledad" y las citas que hacen que muchas personas abandonen la iglesia. Ezra Taft Benson abordó el hecho de que nos fijamos en nuestro estado civil cuando enseñó: “La vida no comienza solo con el matrimonio. Hay cosas importantes que debes hacer en este momento".

¡Es vital entender que el matrimonio no arregla las cosas! Idealmente, su cónyuge se convertirá en una verdadera ayuda; Alguien que te ama, te apoya y te inspira. Pero es importante recordar que el matrimonio amplifica nuestra trayectoria actual. Su cónyuge no puede mantenerlo o cambiarlo... Si estamos en el camino correcto, entonces el matrimonio acelerará nuestro viaje, pero si no estamos haciendo lo correcto, el matrimonio no solucionará mágicamente nuestros problemas, y nunca arreglará nuestros pecados. Su cónyuge no es Dios y el matrimonio no es una bala de plata para el pecado, la debilidad o la enfermedad mental. Y seguramente si un matrimonio no nos arregla, tampoco lo será tener hijos.

Uno de los ejemplos más comunes de la mentalidad de "el matrimonio puede arreglar eso" es la veintena de hombres que piensan que tan pronto como se casen de alguna manera, aparecerá una varita mágica y su adicción a la pornografía desaparecerá. Pero puedo testificar de los matrimonios rotos de mis amigos, la pornografía no se arregla cuando te casas, se vuelve peor. He visto innumerables matrimonios destrozados porque fueron construidos sobre una base insegura. Una base de "Puedo cambiarlos" o "Ellos me cambiarán".

Jesús te hará mejor, no el matrimonio

A menudo tengo amigos solteros que acuden a mí en busca de consejo y orientación. ¿Y el consejo más común que doy? “Cuádrate con Jesús. Deseas tan desesperadamente una relación y un matrimonio que no te das cuenta de que lo que necesitas es Cristo. "Es por medio de venir a Cristo que cambiamos. Es a través de Su expiación y la gracia habilitante que el pecado es vencido, los deseos son elevados, los motivos son refinados y nuestra debilidad puede volverse fuerte. Es el poder de Jesucristo, no el matrimonio, el que "arregla" y nos salva.

Pero no esté viniendo a Cristo por sus padres, cónyuge o hijos. Vienes a Cristo por tu relación con él. A menudo, su familia lo motivará a convertirse en una mejor persona. ...Ese es un buen comienzo, todo cambio duradero viene cuando tenemos el deseo de acercarnos más a Dios. Ese deseo no puede venir solo de la familia, debe venir a medida que anhelamos tener una relación con Dios. Aunque la influencia justa de la familia puede avivar ese deseo. Por eso el profeta nos ha enseñado que “En el plan eterno de Dios, la salvación es un asunto individual y la exaltación es un asunto de familia”. ~ Russell M. Nelson

Fuente: My lifegogoggoff

El Matrimonio No Arreglará Tu Vida El Matrimonio No Arreglará Tu Vida Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 10:40:00 Rating: 5

Comenta con Facebook aquí:

(Tarda unos segundos. Puedes comentar con Blogger/Gmail o anónimo más abajo)

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.